Cómo pasar del pánico a la euforia


El Córdoba CF se mide esta noche en el Arcángel ante el CA Osasuna, en plena crisis de resultados

goleada pánico
Lo jugadores del Córdoba celebran uno de los goles ante el Alcorcón./Foto: CCF

La vida y la situación se agrava, conforme pasan las semanas -las jornadas- en las que el Córdoba no gana. Una sensación de pánico, depresión y desidia parece apoderarse del equipo, de los aficionados y, seguramente, hay intranquilidad en el palco. Ya se sabe dónde termina mirando -y gritando- la masa social, cuando las cosas no marchan bien. El caso de los González es peculiar, porque también pasaba cuando los resultados eran otros bien distintos. Y, sin embargo, el fútbol siempre da oportunidades semanales de remidirse y cambiar el estado de ánimo.
Juan Merino lo sabe y ha llenado de optimismo cada comparecencia. Pero no se trata de una falsa expectativa o de desconocimiento, sino que el de La Línea de la Concepción es consciente que, además del trabajo táctico y las dobles sesiones de entrenamiento, el estado de ánimo es fundamental. Y es que, como recordaba un ex del Córdoba, José Luis Oltra, esta misma semana “la victoria tiene muchos padres, mientras que la derrota es huérfana”.
En esas está Merino, cuestionado nada más aterrizar por jugadores y directiva, pero sabedor de que un triunfo hoy lo cambiaría todo. Osasuna es uno de los claros candidatos al ascenso. Marca poco y encaja menos. Y, para colmo, solo ha perdido un partido de trece. Por ello, ganar a los navarros no calmaría el pánico, exclusivamente, sino que sería una inyección de adrenalina de las que te dura la euforía todo lo que queda de fin de semana. Y, más allá de salir o no del descenso, enseña a los jugadores la senda y la capacidad para hacerlo.
“Cuando un equipo está en situación de descenso es por un cúmulo de circunstancias. El primer partido, y así se lo hice ver a la plantilla, fue totalmente diferente a la primera parte que hicimos en Lorca. En el primero el equipo compitió muy bien. Tuvimos esa progresión contra el Numancia, pese a que no ganamos, porque la estadística nos indica que hicimos muchas más cosas que el rival”. Todo esto recordaba este jueves Merino, en la comparecencia previa. Claro, conciso, optimista y autocrítico en lo que toca serlo. El entrenador ya ha hecho un trabajo que, la afición, espera se vea proyectado en el campo por sus verdaderos protagonistas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here