Las cuentas pendientes de los delanteros de Osasuna


Los navarros llegan al Arcángel con una nómina de delanteros que, si bien suman el mismo número de goles que los blanquiverdes, tienen sus particulares ‘espinitas’ con el Córdoba

Osasuna
David Rodríguez./Foto: LaLiga

Entre los tres delanteros del CA Osasuna (Quique, David Rodríguez y Xisco) suman el mismo registro goleador que los dos arietes titulares del Córdoba (Jona y Guardiola): siete tantos. Sin embargo y por distintos motivos, dos de los atacantes rojillos tienen cuentas pendientes con el Córdoba. Uno fue el deseado y el otro encontró cariño en momentos muy puntuales, durante su paso por el Arcángel.
El caso de David Rodríguez (2 goles, 13 tiros y 2 asistencias) da para escribir un guion de suspense. Fue el deseado; el hombre gol que el Córdoba de los González siempre quiso; el delantero con una media goleadora más elevado en las tres últimas campañas de la categoría de plata. Las idas y venidas, los dimes y diretes llegaron hasta que, este pasado verano, decidió salir del Alcorcón rumbo a Pamplona. Allí comparte protagonismo con otros dos estiletes contrastados y ya comienza a mostrar los motivos que llevaron al club blanquiverde a interesarse por él.
La relación de Francisco Jiménez Tejada, más conocido como Xisco, no fue nunca un idilio, pese a que fuera uno de los capitanes en tres temporadas. De hecho, el club acabó cediéndolo durante la campaña en Primera, al Mallorca. En la isla, el ariete rindió como no lo había hecho en la ribera del Guadalquivir. Oltra lo convenció para que no se marchase y, junto a Florín, dejó tras de sí a una de las mejores duplas ofensivas que ha tenido el Córdoba en los últimos años. Y, cuando disputó sin el rumano al lado, la eliminatoria frente al Girona fue el mejor del equipo.
Xisco se lamenta./Foto: LaLiga

Tras partir a Tailandia, en los pocos meses que lleva en Osasuna, 3 goles, 10 disparos y 1 asistencia dan cuenta de lo poco que necesita el de Santa Ponça para marcar. Xisco asegura que quiere ganar este viernes, “sea el rival que sea”. Aunque su generosidad es grande al recordar que “he pasado unas temporadas muy buenas en el Córdoba, tengo muchos amigos”.