Una jornada marcada en rojo en el calendario


El Córdoba CF afronta este domingo un encuentro trascendental para revertir la dinámica negativa en la que está sumido

jornada
Aguza, en un partido contra el Numancia por Sanción.

El Arcángel puede dictar la primera gran sentencia de la temporada. Y es que la jornada de este domingo (a partir de las 16:00 horas) los blanquiverdes llegan con la obligación de vencer a toda costa al Numancia. Los sorianos, para agregar dificultad a la empresa, llegan en un buen momento. En la parte alta de la tabla, una victoria los acercaría decisivamente a los puestos de ascenso directo. A lo que hay que sumar que doblan en puntos al equipo cordobesista (18 frente a 9).
Aunque en el haber del Córdoba no están los números, la estadística indica que, de 13 enfrentamientos en el Arcángel, el Numancia solo venció en una ocasión. Una tendencia que el Córdoba necesita seguir haciendo buena para no hundirse más en la clasificación y en lo anímico. En ese último apartado ha incidido mucho Juan Merino desde su llegada.
El entrenador blanquiverde ya acumula algo más de una semana de trabajo. Un tiempo que, aunque se antoje escaso, en el fútbol actual y con la situación en contra, debe ser oro. De hecho, en Oviedo solo había trabajado con sus pupilos cuatro días y la imagen ofrecida resultó esperanzadora. Hacer valer ese cambio de inercia, traduciéndolo en puntos, es el primer reto del de La Línea de la Concepción. No será sencillo.
Sin embargo en la previa a la importante jornada liguera, Merino se ha mostrado convencido de que la delicada situación del Córdoba va a cambiar. Por ello, el técnico ha recordado que “jugamos en casa, en un escenario impresionante ante nuestra afición, y tenemos que dar el cien por cien ante un buen equipo”. Mientras que ha asegurado que a la afición “no hay que pedirle nada”, ya que “el jugador sabe que necesita resultados”. En este sentido, ha subrayado que “la intranquilidad y el nerviosismo no nos vale, somos profesionales”. Y no le han dolido prendas al señalar que “la afición lo que quiere es que ganemos, que metamos goles, y tener esta afición detrás es impresionante”. De tal manera que el técnico entiende el malestar que hay en la grada. En consecuencia, Merino más que pedirle a la afición, “le pido a mis jugadores”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here