El presidente se toma a broma la situación del Córdoba


Alejandro González asegura que "se intentará estar siempre lo más arriba posible para prevenir el nivel de infartos"

presidente
Alejandro González en el palco del estadio./Foto: La Liga

La renovación del convenio, entre el Hospital Reina Sofía y el Córdoba CF, para impulsar iniciativas que fomenten la salud de los cordobeses, ha sido el marco donde ha comparecido el presidente de la entidad blanquiverde, Alejandro González. Acompañado por delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María Ángeles Luna; así como por la directora gerente del hospital, Valle García; el máximo responsable del club ha declinado valorar en profundidad (o, simplemente, realizar un somero análisis) el debut de Juan Merino como entrenador del primer equipo.
Y es que el presidente ha decido, amparado en el ámbito que se encontraba, bromear sobre la delicada situación que atraviesa el equipo. En este sentido, González ha explicado solamente que vio “con mucha salud” al equipo en Oviedo. A lo que ha añadido que  “se intentará estar siempre lo más arriba posible para prevenir el nivel de infartos”. Un tono distendido que contrasta con el hecho de que el Córdoba sea el penúltimo clasificado de la categoría de plata, solo por delante del filial del Sevilla que aún no conoce la victoria en lo que va de temporada.
Sin embargo, el presidente del Córdoba sí se ha mostrado algo más expresivo sobre la cuestión de los horarios que tiene el equipo cuando juega como local (este próximo domingo, por ejemplo, a las 16:00 horas), en relación a las altas temperaturas que registra la ciudad. Sobre la cuestión, González ha asegurado que “se habló con la Liga y se le dijo que lo tenga en cuenta para próximas jornadas”. Y se ha lamentado de que “para ésta ya es imposible cambiarlo”. Y ha insistido en que “hay horarios en los que da miedo jugar en Sevilla y Córdoba, porque a 40 grados las dificultades son grandes”.