Los tres fichajes fallidos del Córdoba


Los refuerzos veraniegos del conjunto blanquiverde apenas han destacado en lo que va de temporada, pese a que algunos de ellos supusieran un desembolso económico

Una docena de nombres, una intensa campaña en redes sociales para darlos a conocer y una pretemporada con pleno de victorias o han sido suficiente aval para que la reestructuración de la plantilla del Córdoba CF haya dado sus frutos. Nada más lejos de la realidad. Y es que salvo el caso de Sergi Guardiola y -en menor medida, Jovanovic-, el resto de incorporaciones a las filas blanquiverdes, o pasan sin pena ni gloria, o se están convirtiendo en fichajes fallidos. Sin llegar aún al fiasco, tres nombres destacan en una lista en que, pese a quedar fuera de ella, merece otro tipo de mención Dani Pinillos por su alarmante falta de rendimiento.

Jonathan Mejía

Jona en el partido frente al Granada./Foto: LaLiga

El delantero hispano-hondureño llegó como la gran esperanza del ataque blanquiverde, tras no poder concretar los fichajes de David Rodríguez y Ángel. Sus goles en el UCAM Murcia en la categoría de plata convencieron a la Secretaría Técnica. Los 400.000 euros abonados al Albacete Balompié (propietario de los derechos del jugador) no han lucido, de momento, a un club que si por algo ha destacado en la era González es por ser rácano, a la hora de pagar por los fichajes. Un modelo que, en lo que va de campaña, ha dejado de funcionar y el caso de Jona es uno de sus paradigmas. Sin gol, al menos aporta al juego.

Romero

fichajes
Jaime Romero y Josema./Foto: LaLiga

El extremo manchego puso más ganas que acierto en Oviedo. Y, aunque sepa a poco, al menos parece haber cambiado la actitud. Y es que el ex de Osasuna, club al que el Córdoba pagó medio millón de euros por un jugador que cumplía contrato, ha pasado desapercibido en ataque y ha dejado mucho que desear, por su apatía, en labores defensivas. El propio Carrión ya tuvo charlas personalizadas con un jugador, que no ha cuajado en ninguno de sus anteriores clubes, mientras que el blanquiverde no parece que vaya a ser la excepción.

Josema

Josema en el partido frente al Zaragoza./Foto: LaLiga

El defensa del futuro (así se vendió) parece ahora mismo parte de un pasad feliz que se truncó hace cuatro jornadas. Carrión lo mandó a la grada (tres partidos seguidos) y, de momento, con Merino ha vuelto al banquillo. Su fichaje suponía, o bien un desembolso económico, o bien contaba como parte del traspaso de Fidel. Sea como fuere, la gran promesa ha quedado en un segundo plano y perdiendo la partida con Caro que, en principio, era el teórico tercer y último central de los pocos efectivos que tiene el Córdoba en el núcleo de la zaga.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here