La presión de comenzar en puestos de descenso


El Córdoba CF cerrará la quinta jornada de LaLiga 1/2/3, con la necesidad de vencer al Tenerife para salir de la zona baja

descenso
Alfaro se lamenta durante el choque en la primera vuelta de la temporada anterior en la Romareda.

Si la igualdad en la categoría de plata es máxima y una racha te sube o te baja rápidamente en la tabla, no es menos cierto que siempre es más complicado comenzar una jornada en puestos de descenso. El Córdoba, antes de que el balón eche a rodar en el Lugo-Zaragoza, está en la decimonovena posición y podría llegar al partido del domingo ante el Tenerife como farolillo rojo de Segunda División. Todo un reto, pese a estar en el amanecer de la temporada, de cara a gestionar la presión.
A Carrión le queda por delante mentalizar a sus jugadores de que no se trata de una situación límite, aunque no es menos cierto que la dinámica es mala. La derrota de Barcelona fue de las que duelen y, pese a ello, algunos jugadores de la plantilla blanquiverde han querido quitar hierro y han aludido al famoso “dramatismo” cordobés. Y no les falta razón. Pero también parece lógico que la afición sienta cierta preocupación, ante los síntomas que muestra el equipo.
La escasa solidez defensiva, unida a la nula capacidad de reacción mostrada hasta la fecha cada vez que se adelanta el rival (Cádiz, Zaragoza algo menos y Barcelona B), no invitan al optimismo. Entre tanto, el míster blanquiverde baraja posibles cambios en la zaga e intentar evitar los desajustes que se han notado en los encuentros precedentes. Especialmente, por falta de contundencia, pero también por las facilidades concedidas por los laterales.
La presión por estar en puestos de descenso no debe afectar, pero se hace preciso recordar un dato más. El Córdoba ha perdido los dos partidos que ha jugado como local. Sin ser excesivamente significativo aún, son piedras que se llevan ya en la mochila.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here