Los dos 'campos malditos' de Córdoba


El club canario nunca ha vencido al Córdoba a domicilio, tras 24 enfrentamientos en la ciudad califal

malditos
Estadio del Arcángel. /Foto: LVC

Las tradiciones no deben perderse. A buen seguro, eso pensarán los aficionados blanquiverdes con respecto al partido que enfrentará en el Nuevo Arcángel al Córdoba CF frente al CD Tenerife. Y es que el feudo blanquiverde es uno de los dos campos malditos de los canarios, en los que nunca se alzaron con la victoria. El otro, también estuvo en la capital: el Arcángel viejo. Y es que el cuadro insular nunca ha vencido en la capital, tras 24 enfrentamientos, entre liga y copa.
La maldición del club insular en Córdoba cobra más mérito, si se tiene presente que el Tenerife ha vencido a domicilio -al menos, en una ocasión- a todos los equipos que militan en la presente temporada en Segunda División (a excepción del Lorca FC, al que nunca se ha enfrentado). Y es que el equipo que arrebató dos ligas en la última jornada al Real Madrid deja unos datos que, más allá de lo anecdótico, arrojan 7 empates y 17 derrotas, en sus visitas a los dos campos malditos de la capital.
Arcángel viejo
Antiguo estadio municipal del Arcángel.

Si las estadísticas están para romperlas y el Tenerife tendrá dos oportunidades de hacerlo en dos partidos consecutivos, no es menos cierto que buena parte del cordobesismo desearía que, de producirse, sea en la eliminatoria de la tercera ronda de la Copa del Rey. Y es que el equipo blanquiverde necesita puntuar, lo antes posible, de tres en tres. La situación en la tabla, tras cuatro jornadas, deja al Córdoba CF decimonoveno y, por tanto, en puestos de descenso a Segunda B. Con la práctica totalidad del campeonato por delante, la igualdad que impera en la categoría de plata es un doble argumento, tanto para no caer en dramatismos como para ser conscientes de que una inercia negativa puede condicionar el resto del campeonato. Lo mejor para los intereses blanquiverdes sería que el Nuevo Arcángel siguiera siendo uno de los dos campos malditos del Tenerife.