Las cuentas pendientes entre el Cádiz y el Córdoba


Los dos conjuntos se han cruzado en el camino en numerosas ocasiones, durante los últimos años

 
 
 

Cádiz
Rodri, tras marcar su gol de penalti al Cádiz .

El primer partido de liga en el Nuevo Arcángel reúne a dos viejos conocidos que, en las últimas décadas han cruzado sus caminos, en no pocas ocasiones, en la categoría de bronce y en la de plata. Sin ir más lejos, la pasada temporada el feudo cordobesista fue testigo del despegue del equipo amarillo hacia la zona alta de la tabla. Una remontada, que acabó con un resultado de 1-3 favorable al conjunto de la Tacita de Plata certificaba las inercias de ambos planteles. En aquel Cádiz brilló Ortuño que, para alivio de los blanquiverdes, no se halla en las filas amarillas. Por el contrario, para mantener las cuentas pendientes el técnico cadista puede alinear a un ex del Córdoba, Moha Traoré.
¿Juega mejor que el Córdoba?
Córdoba
Álvaro Cervera./Foto: Cádiz CF

En la previa al encuentro de este sábado, el entrenador de los amarillos, Álvaro Cervera, calentaba el encuentro con unas declaraciones marca de la casa. El técnico no dudaba en lanzar una clara advertencia al Córdoba CF. “Sabemos a qué juega”, comenzaba para explicar que tanto él como su cuerpo técnico han visto vídeos del conjunto blanquiverde. En este sentido, el entrenador del equipo amarillo señalaba que “va a ser complicado para nosotros y para ellos también”. Una disertación que el míster extendía al resto de los clubes que integran la categoría. “Al principio va a ser difícil para todos”.
Pero, sin duda, el momento en que el técnico se destapaba era al hacer referencia al estilo de juego que pretende el equipo de Luis Carrión, defendiendo el suyo de una forma, cuanto menos, peculiar. “Nosotros jugamos mucho mejor al fútbol que el Córdoba, el año pasado”. Afirmación que ha justificado subrayando que “quedamos quintos y ellos no sé en qué puesto”. Y enfatizaba que lo consiguieron “sin intentar hacer esas cosas”, en referencia a un estilo más vistoso. Para rematar que “lo que hay que buscar es la fórmula que te lleve a ganar. Ellos tienen una manera y nosotros otra. No es mejor ni peor”.
El drama de 2008
Hace casi una década, sin coincidir sobre el césped y con un ex del Cádiz en el banquillo cordobés, se vivió uno de los momentos más dramáticos de la historia reciente del club del Arcángel. La temporada del Córdoba había sido irregular. Pese al brillante juego que desplegaba un equipo recién ascendido, con Javi Moreno como uno de sus referentes, los de Paco Jémez pecaban de una inocencia defensiva que les llevó a perder valiosos puntos en los últimos minutos de numerosos partidos. Un hecho que, a la postre, llevaría a la destitución del técnico que, años más tarde, regresaría para regalar una de las mejores -si no la mejor- temporada que se recuerda en el plano meramente futbolístico. En esa concatenación de infortunios, Jémez fue sustituido por González, quien con un estilo diametralmente opuesto inició una lucha contrarreloj por la salvación. Y, antes del famoso partido de Anoeta -y del Rico Pérez-, el Arcángel vivió una tarde no apta para cardiacos ante el Racing de Ferrol.
El empate a uno, con goles de Julio Pineda y Labaka, salvaba al Córdoba siempre que el Cádiz no venciese en el Rico Pérez. El partido ante la Real finalizó, pero al Hércules-Cádiz le restaba un descuento que cortó la respiración a los aficionados cordobesistas. Un más que dudoso penalti a favor del cuadro amarillo parecía dar al traste con toda esperanza. El entonces jugador amarillo, Abraham Paz (fichado después por el cuadro hercúleo) era el encargado de ejecutar la pena máxima. El balón no entró y hubo en Córdoba quien lo celebró como un gol, y de ascenso. El árbitro pitó y el drama concluía con final feliz.