La alargada sombra de Florín Andone


Los nuevos delanteros del Córdoba CF estarán sometidos a la comparación con uno de los últimos grandes iconos de la afición

Andone estrella
Andone ante el Alcorcen. /Foto: La Liga

César Mantecón, Víctor Bermúdez, Espejo, Txiki, Pablo Sierra, Javi Moreno, Asen y Pepe Díaz son algunos de los nombres que -durante las dos últimas décadas- han marcado la relación del Córdoba CF con el gol. Calidad, olfato rematador y pundonor han sido las características que estos y otros memorables arietes -algunos sin ser delanteros puros- han aportado al club del Arcángel. Su huella sigue en la memoria del cordobesismo, que tampoco olvida a su última gran referencia en ataque, el atacante rumano Florín Andone.
La sombra del delantero es alargada. Y es que a pocos les cabe duda de que sus goles pusieron pie y medio, o casi los dos, en el último play-off de ascenso que disputó el Córdoba. Antes bien, desde su llegada a la ciudad, el mito de jugador especial comenzó a rodearle. Y así ocurrió. Fichado para reforzar al filial, Andone no tardó en entrar en los planes de un primer equipo que, buena parte de aquella temporada, agonizó en la máxima categoría del fútbol español.
Sin embargo, en una plantilla y una directiva señaladas por el dedo acusador de la afición, Andone fue de los pocos que se ganaron el respeto de la grada. Y lo devolvió con goles en el retorno a Segunda División. En una temporada, a priori difícil, con una plantilla corta, José Luis Oltra supo exprimir lo que tenía al 200 por ciento y el rumano fue una de sus banderas. La dupla que formó con Xisco (también recuperado para la causa) rindió a un gran nivel, que se rentabilizó en numerosos puntos.
La salida del rumano era un secreto a voces. Convocado por su selección para la Eurocopa de Francia, siempre quedará la duda de lo que habría pasado de jugar la promoción con Andone. Semanas después se anunció su venta al Deportivo de la Coruña. Xisco también partió y, pese a que los números no fueron malos, el rendimiento de Rodri y Piovaccari siempre fue juzgado con la referencia de la dupla saliente.
La sombra de Andone, llamado a triunfar en un equipo de los denominados de clase media, deberá ser borrada por Jona o, en su defecto, Guardiola. Parece difícil, pero la temporada que llega está para eso.