La huida del núcleo duro de la defensa del Córdoba


defensa
Rodas, Deivid y Antoñito.

Antoñito, Héctor Rodas y, presumiblemente, Deivid no aparecerán en las alineaciones del Córdoba Club de Fútbol la próxima temporada. Tres bajas más que sensibles para la defensa del equipo blanquiverde, que pierde a su núcleo duro. Y es que con la llegada de refuerzos como Fernández, Josema, Vallejo o Pinillos, el equipo de Carrión parecía haber encontrado al fin el equilibrio en la retaguardia del que había carecido en las dos últimas campañas. Mientras que, ahora, con estas tres salidas la línea de zagueros pasa a ser prácticamente inédita.
Rodas saluda a la grada.
Rodas saluda a la grada. /Foto: LVC

Rodas ha fichado por dos temporadas por el Círculo de Brujas de la segunda categoría belga, donde vivirá su primera experiencia en el extranjero. El zaguero valenciano ha defendido la elástica blanquiverde en 66 encuentros, entre liga y Copa. En sus redes sociales, el defensa se ha declarado “orgulloso de haber defendido esta camiseta en cerca de 70 batallas en dos años muy intensos”. Asimismo, ha agradecido “el respeto y cariño de la afición”, así como de una ciudad de la que se marcha “enamorado”. Ello para concluir asegurando que “para bien o para mal ‘una parte’ de mi corazón siempre será blanquiverde”.
Antoñito
afición
Antoñito se prepara centrar en el encuentro frente al Almería.

Antonio Jesús Regal Angulo, más conocido como Antoñito ha dejado de pertenecer a la disciplina del Córdoba. El lateral sevillano se ha comprometido para las dos próximas temporadas con el Real Valladolid, que ya lo ha presentado. De tal forma que la afición blanquiverde pierde a uno de los pocos referentes que tuvo la pasada campaña. Y es que la llegada al banquillo de pucela de Luis César Sampedro ha sido vital para la incorporación de un carrilero, que ya estuvo a sus órdenes en el Polideportivo Ejido y en el Albacete.
Sampedro fue uno de los nombres que sonó antes de la llegada de Oltra y, este último, fue uno de los grandes valedores de Antoñito. Asimismo, con la promoción de Luis Carrión al primer equipo, el lateral de Herrera siguió siendo una de las piezas indiscutibles. Una calidad que, a la postre, ha propiciado que no se haya podido retener a un jugador, que parte hacia un equipo -el Valladolid- que se posiciona como candidato al ascenso. A ello hay que sumar que, desde su llegada, las condiciones futbolísticas del carrilero marcaron la diferencia por su desborde, capacidad de desequilibrio y facilidad para sumarse al ataque. Cualidades que se han echado en falta esta pasada campaña, en otros jugadores del primer equipo.
Deivid y su desencuentro con la directiva
Deivid, frente al Levante. capitán
Deivid, frente al Levante. /Foto: LVC

El Córdoba Club de Fútbol parece no contar con su capitán. Así se lo trasladaban al defensa canario David Omar Rodríguez, Deivid. El motivo de su marcha estribaría en desavenencias con el zaguero. Las mismas habrían forzado la salida del jugador que, de no producirse otro extraño giro de acontecimientos, recalará en las filas del Valladolid de Luis César Sampedro. Y lo hará junto a Antoñito y con la carta de libertad en la mano, pese a que al zaguero le resta un año de contrato.
El defensa canario reforzará a un rival directo (no se sabe si por el ascenso). Y podría haberlo hecho de una manera aun más dolorosa puesto que el Granada de Oltra, también estaba muy interesado en incorporar a Deivid. El Córdoba muestra la puerta de salida al futbolista de una forma “peculiar”. Y es que, tras la marcha de Antoñito, el club que dirigen los González ha permitido la marcha de dos de sus mejores activos. A lo que hay que sumar que salen de la retaguardia, la zona más comprometida del equipo. Se trata por tanto de do bajas de difícil cobertura.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here