Un ejemplo más de la fuga de los jóvenes valores del Córdoba


Carta de despedida de Fran Serrano.

La cara y la cruz del fútbol se puede observar en apenas unas horas. Si las imágenes del jugador del Atlético de Madrid, Saúl Ñíguez, emocionado porque renovaba con el club de sus amores -casi para el resto de su carrera-, han ocupado telediarios y rotativas; otra pasará mucho más desapercibida, pero muestra el otro lado del fútbol. Y es que el central cordobés y cordobesista, Fran Serrano (20 de abril de 1995), anunciaba su marcha en redes sociales. Lo hacía por medio de una emotiva carta y fotografías que atestiguan el amor que siente por las franjas blanquiverdes del Córdoba Club de Fútbol.
El defensa se marcha, tras 15 años, del club en el que ingresó cuando contaba con apenas 7. Y es que “desde pequeño sabía que quería jugar en el club de mi tierra, el club de mi ciudad y en el club donde quería disfrutar y formarme como persona”, ha explicado serrano a sus seguidores. Asimismo, el zaguero ha recordado que creció “entre los campos de tierra de la Ciudad Deportiva, pasando por todas las categorías y pudiendo disputar algunos partidos con el primer equipo de mi ciudad”. Ello para asegurar que “jamás olvidaré ese debut en Primera División”.
Las palabras finales de Serrano dejan claro el amor incondicional a una institución, a la que desea “mucha suerte de corazón”, ya que “estoy seguro de que pronto volverá a jugar donde tiene que estar, en Primera División”. El adiós público del defensa viene a confirmar una situación sobre la que ya se había venido especulando, durante las últimas semanas. Tiempo en que también se ha despedido el portero del filial, Antonio Valera (17 de agosto de 1996), quien recordaba en su despedida que, “aunque nuestros caminos se separaron hace tiempo, aún recuerdo emocionado el día en que tomé la decisión de abandonar el club”. Ello para dar cuenta de la fuga de jóvenes valores, que sacude al Córdoba CF.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here