Un histórico del Córdoba abandona el club


La institución blanquiverde emite un comunicado en el que anuncia el adiós del segundo entrenador del primer equipo, Rafael Clavero

históricos
Rafael Clavero, junto a Luis Carrión./Foto: Córdoba CF

“El Córdoba CF desea informar que Rafa Clavero ha decidido cesar su vinculación laboral con el club por motivos personales. El Club le desea la mayor de las suertes en su futuro profesional y le agradece el esfuerzo, trabajo, y dedicación en el tiempo en el que ha estado ligado a la entidad blanquiverde. Gracias Rafa”. Con este breve comunicado, la institución blanquiverde ha anunciado la marcha del que, hasta la fecha, era el segundo entrenador del primer equipo y un histórico del club.
Con la marcha de la, hasta ahora mano derecha de Luis Carrión, técnico y club deberán buscar un sustituto. Cabe recordar que el tándem Clavero-Carrión se forjó en la temporada 2015-2016, en el staff técnico del Córdoba B. Aquella temporada el filial logró un merecido ascenso de Tercera División a Segunda B. Se forjaba así una relación que ahora ha tocado a su fin y que obliga al entrenador a encontrar un nuevo hombre de confianza.
La relevancia de Clavero en el Córdoba CF es incuestionable. Así lo demuestra su papel en el histórico ascenso del del equipo blanquiverde a la categoría de plata en 1999, en el que el entonces futbolista fue una de las piezas claves. Aquel logro tuvo un valor emocional sin precedentes para la afición, ya que se rompía un maleficio de décadas y, a la postre, fue el punto de partida para asentar en el fútbol profesional a la institución blanquiverde, en estas dos décadas.
Clavero se formó en las categorías inferiores del Séneca y ha tenido una amplia trayectoria dentro del fútbol profesional, tras haber pasado por numerosos equipos. Su amplia experiencia tanto en Primera como en Segunda División hizo que fuera un jugador enormemente importante en los equipos por los que ha pasado. De hecho, el carrilero zurdo logró varios ascensos a la máxima categoría, a lo largo de su carrera. Especialmente, destacó su paso por el Osasuna de Pamplona con el que jugó la final de la Copa del Rey y se clasificó para la Liga de Campeones.