El Córdoba "se pone las pilas" y sigue anunciando incorporaciones


El centrocampista defensivo del Mallorca firma hasta 2019. Se trata del segundo fichaje que anuncia la entidad blanquiverde en la jornada de este domingo

Vallejo
Álex Vallejo./Foto: La Liga

El inminente comienzo de la campaña de abonos de la temporada 2017-2018 parece haber animado al Córdoba Club de Fútbol (Córdoba CF) a mostrar el fruto de las negociaciones de las últimas semanas. Así, la institución que preside Alejandro González ha hecho pública su segunda incorporación. Se trata del ex del Mallorca (descendido a Segunda División B), Álex Vallejo. Un centrocampista de corte defensivo que, por sus características puede ejercer labores de central. El jugador ha firmado para las próximas dos temporadas.
Vallejo fue uno de los grandes valores de la cantera del Deportivo Alavés, llegando a realizar una prueba en abril de 2010 con el conocido equipo de la Premier League inglesa, el Manchester City. Tras despertar el interés de otros clubes como el Real Madrid o el Athletic Club de Bilbao, en la temporada 2010-2011 formó parte de la plantilla del Deportivo Alavés B en Tercera División. Finalmente, de la mano del técnico Luis De la Fuente, Vallejo debutó con el Deportivo Alavés en Segunda División B en el encuentro ante el filial de Osasuna en la primera jornada de la temporada 2011-2012. En el mercado invernal de esa misma temporada renovó con la entidad albiazul y salió cedido al Sestao River (también en la categoría de bronce), en busca de minutos.
A su regreso a Mendizorroza, el nuevo secretario técnico Javier Zubillaga le indicó a Vallejo que no contaba para el nuevo proyecto deportivo y, tras una prueba, fichó por el Mallorca, donde se incorporó al filial. Dos temporadas en el filial bermellón, le valieron para alternar la titularidad con el primer equipo de la isla. La aportación de Vallejo le valió para firmar un contrato como miembro de de la primera plantilla por tres temporadas. Sin embargo, el jugador ha pasado prácticamente dos años en blanco debido a que el 14 de abril de 2015 se rompió los ligamentos cruzados jugando con el filial en Tarragona. Mientras que, en febrero de 2016, tras ser inscrito en el mercado invernal, sufrió una recaída. En la campaña 2016-2017 ha vuelto a jugar con asiduidad en el equipo balear.