Juli se marcha para volver a casa


El jugador alicantino, que acaba contrato el 30 de junio, podría recalar en el Elche que militará en Segunda B la próxima temporada

Juli
Juli, durante el choque ante el Valladolid.

Julián Cerdá Vicente Juli, tiene su futuro lejos del Arcángel y podría volver a un club cercano a su tierra natal, al Elche. La vinculación del mediapunta de Alcoy con el Córdoba Club de Fútbol (Córdoba CF) expira este viernes 30 de junio y el próximo destino del centrocampista parece estar cerca del Martínez Valero. Y es que la institución alicantina no es ajena al veterano futbolista, ya que militó en la mis en la temporada 2009-2010. Allí firmó una notable campaña que, a la postre, le valió para reforzar el Rayo Vallecano de José Ramón Sandoval, donde consiguió el ascenso a Primera División.
El jugador, que cumplirá 36 años el 9 de agosto, es uno de los jugadores predilectos del director deportivo del Elche, Jorge Cordero, para configurar la plantilla que devuelva al club franjiverde a la categoría de plata del fútbol español. Y es que según apunta, Diario Información, Juli tiene intención de volver cerca de casa.
Cabe recordar que Juli fue, hasta el mes de marzo, uno de los indiscutibles tanto con Oltra como con Carrión. Sin embargo, una lesión en el sóleo de su pierna derecha le mantuvo apartado del equipo algo más de un mes. Y, una vez recuperado para el tramo decisivo de la liga, su titularidad ya no ha estado tan clara. Así, el futbolista alicantino se ha perdido cinco partidos, entre ellos, el último de la temporada ante el Girona, cuando el Córdoba ya estaba salvado.
Las palabras emitidas por Juli en sus redes sociales sonaban a despedida. Y es que el que fuera jugador del Alcorcón y el Alavés, sin hacer referencia directa al Córdoba CF, avanzaba un cambio de rumbo. “A veces sabemos muy bien lo que viene, pero decidimos tapar nuestros ojos y seguir caminando hacia el acantilado”, ha afirmado Juli. Éste prosigue revelando que “hubo veces en las que luché sabiendo cómo iba a ser el resultado, pero con esa esperanza de poder estar equivocado”. Pese al tono pesimista, el de Alcoy asegura que “no me arrepiento, perder y perderse es necesario en la vida, nos ayuda a encontrarnos y nos enseña que hay pérdidas más valiosas que victorias”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here