Se espera bronca para el último partido de liga

13

Una vez alcanzada la salvación, la afición ha mostrado su descontento con la gestión del Córdoba que ha realizado la familia González

partido
Aficionados protestan en el encuentro ante el Mallorca.

“¡González vende ya!” Probablemente, este sea el cántico o grito que más se repita esta tarde-noche en las gradas del Arcángel. No se espera lleno, pero sí bronca. Y es que los seguidores del conjunto blanquiverde se han volcado con el equipo, hasta que ha alcanzado la permanencia. Un objetivo que, en virtud de las declaraciones realizadas a comienzos de la temporada por parte de los responsables de la institución, sabe a poco. Aun así, el estadio se llenó ante Reus y Oviedo en una conjura más de la parroquia cordobesista. No hubo pitos. Por contra, aplausos, emoción y cánticos se dieron la mano en cuatro intensas jornadas, que tuvieron representación blanquiverde tanto en el Ramón de Carranza como en Vallecas.
El gol de Alfaro ante el Rayo certificaba la consecución del objetivo y, a partir de ese momento, se reprodujeron las protestas de los aficionados. Una bronca que, en las redes sociales, ha cobrado toda su dimensión. Y es que el descontento, más allá de lo deportivo, es profundo y viene de lejos. El trato a la afición por Carlos González y su entorno no ha parecido el más idóneo a los abonados, que han mostrado su descontento, repetidamente, a lo largo del año.
La cesión del sillón presidencial de Carlos González a su hijo Alejandro no ha parecido ser suficiente para una afición hastiada. Como tampoco para el yerno del dueño y empleado del club, Sergio García, quien tras el partido frente al Mirandés dejaba la imagen desagradable de una institución que parecía hacer aguas. Encararse con los aficionados y espetar, “baja aquí y me lo dices a la cara”, no parecía la solución. Aun así, llegada la hora de la verdad el estadio se llenó, con independencia de la reprobación a la gestión.
En un contexto, cuanto menos convulso, la previa del partido frente al Girona ha venido marcada por una campaña en redes sociales, donde se insta a González a irse del Córdoba. Bajo el hashtag, #GonzalezVendeYa, diversos colectivos relacionados con el Córdoba Club de Fútbol -entre ellos, la peña “Frente Penitente”-, han mostrado su enfado con el propietario del equipo. Fotografías de seguidores portando ese lema han llenado Twitter y, ahora, puede que de la lectura se pase al grito y desde las gradas del Arcángel se muestre, con la bronca de cánticos y pañuelos, la realidad de buena parte del cordobesismo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here