José Luis Oltra: "Tengo la conciencia muy tranquila"


José Luis Oltra./Foto: LVC

A sus 48 años, para José Luis Oltra la familia es lo más importante. Por ello, el nuevo entrenador del Granada permanecerá en Córdoba hasta que sus dos hijos terminen el curso escolar. Se va de una ciudad en la que se ha sentido muy cómodo, de la que habla maravillado de sus calles, de su gastronomía y, sobre todo, de la afición. Castellón, Murcia, Tenerife, Almería, Coruña y todos los destinos donde ha ejercido su profesión no los pasa por alto este valenciano que creció viendo a Kempes, se maravilla con Messi y admira profundamente a Juan Carlos Valerón.
-¿Echará de menos Córdoba?
-Aún no porque sigo viviendo aquí, por el colegio de los niños, ya que para mí la familia es lo más importante. Córdoba es una ciudad fascinante en la que me tratan de maravilla. Estoy muy feliz aquí. Sí que echo de menos el Córdoba. Primero porque me gusta entrenar y, segundo, porque es un gran club en el que estuve muy a gusto la temporada y media que estuve dirigiéndolo.
-¿Vio el partido contra el Oviedo?
-Sí. He visto alguno y, concretamente en ése, hizo un partido muy bueno y virtualmente -a falta de un punto- está salvado. Por lo que, en la parte que me corresponde estoy feliz y contento y en la que no, también, porque siempre dejo muchos amigos en los clubes y en las ciudades por las que paso y, este caso, no es una excepción. Es un club al que siempre estaré agradecido, hay algunas cosas en las que no puedo estar de acuerdo, pero en el cómputo general hay más cosas positivas que negativas y le deseo lo mejor tanto ahora como para el futuro.
-¿Qué balance realiza José Luis Oltra sobre el año y medio que dirigió al Córdoba?
-Es más positivo que negativo. A nivel puramente profesional, con el tiempo se valorará lo que hicimos. Los años después de descender son muy complicados, de mucha presión, urgencia y obligación. Hicimos la mejor primera vuelta de la historia del club en segunda. Luego tuvimos un bache como locales, pero acabamos fuertes y bien. Jugamos la promoción y, en esa eliminatoria, estuvimos clasificados hasta el minuto 80 allí (en Girona), sin tener al jugador más importante, Florin Andone, que estaba convocado con su selección. Fue una buena temporada. En la segunda temporada hubo cambios en la plantilla, donde se produjeron otro tipo de situaciones, que ya he comentado y sobre las que tengo la conciencia muy tranquila. Tuvimos nueve partidos sin ganar y el club tomó una decisión. Fueron 16 partidos en total y nunca estuvimos en zona de descenso, sí es verdad que estábamos a dos puntos de él, pero sólo a tres de la promoción. Y ello con la plantilla muy arraigada en la forma de trabajar, con buena parte de la afición con el equipo y respeto en los medios. El club decide que tiene que tomar una decisión. Con el paso del tiempo, y no estando de acuerdo con ella desde mi punto de vista, los números (entrecomillas, porque no soy de números) así lo han dicho. Tengo la conciencia tranquila.
José Luis Oltra./Foto: LVC

-Ha habido futbolistas en ese tiempo que han sido muy importantes para usted ¿Qué tiene Pedro Ríos que no tengan otros, por ejemplo?
-Es verdad que yo le recomendé, e incluso, fui bastante perseverante a la hora de pedir que viniera porque necesitábamos a un jugador en esa demarcación y conocer a un jugador previamente es muy importante. Otro futbolista te puede gustar mucho, pero no sabes cómo es (en lo profesional y en lo personal). Con Pedro insistí porque es un profesional íntegro y aquí es querido porque la gente ve que es honesto.
-José Luis Oltra siempre se ha referido a la afición de forma muy cariñosa, qué relación guarda con ella.
-Aún voy por la calle y la gente me dice cosas que me halagan y me muestran su cariño. Es una afición que vive el fútbol con pasión, ilusión, fidelidad e intensidad. A parte de lo personal, siempre he estado con el equipo que está por encima de los cargos y las personas.
-Ha entrenado, desde Preferente hasta Primera División ¿Qué diferencias hay?
-En la forma de entrenar no hay tanta. Cuando vas subiendo de categoría hay más calidad y eso repercute en aspectos como la velocidad o la circulación de balón. También hay más condiciones, físicas y psicológicas. Pero sobre todo es la repercusión. Lo que hice en Catarroja nadie lo recuerda, pero lo que pasó en Tenerife o Almería, en Primera, sí por el foco mediático. En esencia, el juego no cambia, sí las condiciones. Hay diferencias sustanciales, pero menos de lo que la gente pueda pensar.
José Luis Oltra./Foto: LVC

-¿El ascenso a segunda del Lorca con David Vidad demuestra que un entrenador no tiene “fecha de caducidad”?
-La experiencia es un grado. Por ejemplo, yo cada año me siento mejor como entrenador porque tengo más bagaje. Por contra, como yo empecé como jugador desde abajo y me lo tuve que ganar, esa ilusión -que no pierdes porque eso va con el carácter-, si te sigues reciclando, formando y tienes inquietudes, hay personas con edad muy avanzada que pueden seguir entrenando, para las que no hay fecha de caducidad. Puedes ser joven y hacerlo igualmente bien porque depende de la capacidad. Un entrenador no es un alineador que elige un once o hace cambios, sino que se tiene que relacionar con muchos estamentos y tiene que saber gestionarlo.
-¿Qué estamento es más difícil de gestionar?
-Todos tienen sus peculiaridades. No todas las aficiones son iguales en un sitio que en otro, ni los presidentes, directores deportivos o vestuarios. Estos últimos los hay más y menos egoístas, pero de todos los sitios intento aprender y me ha dado un bagaje para mejorar distintos aspectos.
-Si de esos vestuarios le digo Tenerife y Deportivo…
-Son dos años de recuerdos inolvidables. En tenerife fueron tres años maravillosos y además fue mi primer ascenso, que siempre te marca. Soy el entrenador con más partidos dirigidos al equipo y a la isla la llevaré siempre conmigo. Pero también los sitios donde no me ha ido bien los llevaré siempre. En Coruña fue un año muy complicado, de mucha presión porque el club venía de 20 años en primera y acostumbrado a ganar grandes títulos. Fue el ascenso de los récords, de más partidos ganados en la categoría y con más puntos.
-De los futbolistas que ha tenido en sus plantillas, cuál le ha impresionado más.
Siempre hablo del mismo jugador, aunque hay muchos que me han impresionado, Juan Carlos Valerón, el Flaco. Era un jugador top, pero me impresionó la capacidad de liderazgo que tenía sin alzar la voz, además de su bondad y las ganas que tenía siempre por velar por la salud del vestuario. Aprendí de él muchas cosas a todos los niveles. No quiero nombrar a nadie del Córdoba porque es muy reciente, pero he tenido grandes jugadores como Jesús Vázquez en el Recreativo, Corona o Esteban en el Almería.
José Luis Oltra./Foto: LVC

-Y a cuál le gustaría entrenar.
-Soy un admirador de Messi. Hasta cierta época he dicho actual, pero creo que ya es el mejor futbolista de todos los tiempos. Mi ídolo de la niñez era Kempes, crecí con Maradona. Pero en tiempo y continuidad me quedo con Messi. Es verdad que en la selección no ha alcanzado el nivel de Maradona, pero lo que hace cada semana con el Barcelona es brutal.
-Entre los entrenadores que le gustan a José Luis Oltra ¿Tiene algún referente?
-Sucede como con los futbolistas, ves modelos muy definidos pero no conoces la forma de trabajar, cómo se relacionan con la plantilla. A los de clubes mediáticos es más difícil acceder y acaba llenándote más, gente que es menos conocida. De los conocidos por todos, Cruyff marcó las diferencias y fue un innovador. Viene un poco Rinus Michels, pero lo mejoró y luego, a su vez, Guardiola mejoró a Cruyff. Pero hay otros estilos que también me parecen válidos como el Milán de Sacchi, el Madrid de Capello o el propio Mourinho. De los españoles, me identifico con Del Bosque y Valverde me parece ahora mismo el mejor. Hay muchos que me dejo atrás y que son muy buenos.
-¿Qué importancia tiene el cuerpo técnico para José Luis Oltra?
-Mucha. Tiene que ser muy cercano y de mucha confianza, pero muy preparado. Yo siempre le digo “me tenéis que decir lo que veis no lo que quiero oír”. Te tienes que rodear de los mejores porque te van a hacer mejor a ti. Hay gente que piensa, si los tengo menos buenos destaco yo más. No soy de esa opinión.
-¿Hay mucha gente que le diga al entrenador lo que quiere escuchar?
-Siempre te encuentras a gente que, en ese afán de quedar bien y por miedo a que lo mire de otra manera, actúa así. Porque no todos los entrenadores tienen el mismo carácter y hay personas a las que es más difícil llevarles la contraria. Yo siempre les pido que me lo digan y que me respeten si al final no les hago caso, porque las decisiones las tengo que tomar yo. Tengo que escuchar a todo el mundo, pero no puedo hacer caso a todos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here