Nada que ver con el Rayo que se vio en Córdoba en enero


La llegada de Míchel ha devuelto la alegría al juego de un equipo con futbolistas de muchísima calidad y que querrá dar una alegría postrera a su afición

Los jugadores del Rayo y del Nàstic saltan al campo en Vallecas.
Los jugadores del Rayo y del Nàstic saltan al campo en Vallecas. /Foto: LVC

(Toni Cruz) El Rayo no se parece en nada a aquel equipo timorato que empatara a cero en El Arcángel en enero en el encuentro de la primera vuelta. Entonces era un equipo triste y desnaturalizado, enclaustrado en un sistema defensivo en el que terminaba de sentirse cómodo. Con la llegada del referente rayista y ex técnico del juvenil, Míchel, hace unas semanas, el conjunto vallecano se ha desmelenado y ha mejorado hasta asegurarse con dos semanas de margen la permanencia después de una temporada muy dura.
Más información en Minuto 90.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here