Oportunidad de oro ante un rival en su peor racha


El Oviedo de Fernando Hierro acumula seis partidos consecutivos sin conocer la victoria y se aleja de los puestos de promoción a primera

Los jugadores del Córdoba celebran el gol de Javi Galán al Oviedo. oportunidad
Los jugadores del Córdoba celebran el gol de Javi Galán al Oviedo. /Foto: LVC

El Córdoba Club de Fútbol (CCF) tendrá este domingo una oportunidad de oro para atajar los fantasmas del descenso. Una victoria lo certificaría, de forma virtual, la permanencia en la categoría de plata del fútbol español un año más y permitiría realizar una planificación de la próxima temporada, mejor que la que se hizo el pasado verano. Y la primera bola de partido la tendrá ante un rival que atraviesa una crisis de resultados que emborrona las expectativas generadas, desde el principio de campaña. Y es que el Oviedo de Fernando Hierro acumula seis jornadas sin ganar y se ha complicado bastante estar en las eliminatorias de promoción a primera.
Los carbayones no conocen la victoria, ante el UCAM Murcia, desde el pasado 9 de abril. Tres derrotas (Lugo, Levante y Alcorcón) y tres empates (Huesca, Gimnástic y Zaragoza) han dejado fuera del play-off a los pupilos de Hierro. Con 55 puntos, a dos del Valladolid, las sensaciones de los de Pucela son a priori mucho más positivas. Y para el CCF, tras el empate en Cádiz y la victoria previa ante el Reus, la oportunidad que ofrecen ambas dinámicas de resultados, también se antoja propicia.
Otro de los datos que convierten en fundadas las expectativas de los blanquiverdes radica en que el Oviedo no vence a domicilio, desde el pasado 12 de febrero. Y en aquella ocasión lo hizo ante el actual colista de la categoría, el Mirandés. Sus resultados a domicilio durante estos más de tres meses dejan una puerta abierta a la esperanza. Máxime, cuando los de Carrión tendrán, el domingo a las 20:30 horas en el Arcángel, la oportunidad de dejar de debatirse entre el ser y no ser. Ello con el precedente de la primera vuelta, cuando el Córdoba vencía por un tanto a dos en el Tartiere.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here