Defiende bien, tiene mucha pegada y encima es paciente


El Levante reúne todos los requisitos que hacen que un candidato al ascenso tenga éxito. Gran trabajo de Muñiz, a quien el Córdoba pretendió hace dos veranos

Muñiz y su banquillo, felices tras el gol al Zaragoza.
Muñiz y su banquillo, felices tras el gol al Zaragoza.

(Toni Cruz) El Levante no podrá contar con sus dos laterales izquierdos para el encuentro del sábado ante el Córdoba, pero no por ello va a resultar un rival más sencillo de batir. Los granotas son contundentes y juegan de memoria en defensa y poseen un ataque demoledor tanto en estático como al contragolpe. Para colmo, tienen en la paciencia su arma secreta cuando un partido se les complica. Por eso son, probablemente, el mejor equipo que haya competido en Segunda en la última década.
Más información en Minuto90.