Cuatro motivos para ser (moderadamente) optimistas


A pesar de la delicada situación clasificatoria, el Córdoba ha ofrecido algunos detalles para la esperanza desde la llegada de Luis Carrión hace dos semanas

Rodri, tras marcar su gol de penalti al Cádiz el pasado domingo.
Rodri, tras marcar su gol de penalti al Cádiz el pasado domingo.

(Toni Cruz) Cuando un equipo preparado y casi conminado a luchar por ascender se encuentra en el puesto decimosexto de veintidós, a tres puntos del descenso, a cinco de los puestos de play-off y a ocho del ascenso directo, todo se tiende a ver –y es natural- desde el absoluto pesimismo. Si además persiste la aparente cerrazón de quienes pueden revertir la situación a la hora de reforzar la plantilla, la tristeza deviene en irritación.
Más información en Minuto90.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here