Una tarde para recordar y otra para no olvidarla jamás


El Valladolid fue el primer equipo en visitar El Arcángel en partido de Primera y también el inoportuno verdugo en la temporada en la que por última vez se cayó a Segunda B

Bercgdich burla a un jugador del Levante en el partido en el Arcángel.
Bercgdich burla a un jugador del Levante en el partido en el Arcángel.

(Toni Cruz) Pocos (ninguno, presumiblemente) de los presentes en el viejo Arcángel el 16 de septiembre de 1962 querría imaginar lo que pasó en un recinto tan igual y tan distinto casi cuarenta y tres años después. Ese día –el del 62- un estadio repleto asistía al estreno del joven Córdoba C.F. como equipo de Primera. Benegas, Navarro, Mingorance, Simonet, Vázquez, Marañón, Martínez, Homar, Miralles, Juanín y Riaji. El primer once de Roque Olsen en la élite que completó un día feliz ante el Real Valladolid, porque según las crónicas el equipo blanquiverde –ante un público entusiasta- fue muy superior y asedió la meta defendida por Calvo. El único gol, de Juanín quién si no, llegó tras una combinación entre Miralles y Homar que empujó a la red el mítico ocho cordobesista.
Más información en Minuto90.