Doce puestos en siete días


El Córdoba termina su semana magnífica en zona de ascenso directo a Liga Santander tras empezarla como decimocuarto

“A estas alturas la clasificación es anecdótica”, la respuesta –dada por Oltra en sala de prensa el sábado- podría servir para cualquier técnico en cualquier campeonato del mundo en una jornada séptima de un torneo que dura 42. Sin embargo, lo que sí es más significativo es que un equipo progrese de una manera tan radical y cambie de cara y de sensaciones en apenas siete días.
Cuando comenzó la jornada 5, el Córdoba recibía en El Arcángel al líder Levante –que sigue siéndolo- en el puesto decimocuarto y después de su primera derrota de la temporada. Una pifia, la de Huesca, estrepitosa y que llevó a Oltra a darle un toque de atención pública a su plantilla (aunque después dijera que no iba a revolucionar su once en el siguiente encuentro).
imageFrente al Levante el juego del equipo mejoró lo suficiente como para vencer con algún sufrimiento final, que ni siquiera se padeció en los dos siguientes choques de esta bendita semana ante Alcorcón y Nàstic. Cuatro goles a favor, ninguno en contra que han hecho que –con el empate del Rayo en el campo del Reus y la derrota del Zaragoza en Soria ante el Numancia- el Córdoba haya regresado a zona de ascenso a la máxima categoría.
Es la primera vez que lo consigue esta temporada. La última ocasión en la que el conjunto blanquiverde ocupó plaza de máximo privilegio fue en la jornada 22 de la pasada campaña porque en la siguiente en un partido loco el Leganés venció 2-3 metiéndole dos a un Luso que ejerció de improvisado portero y le descendió un puesto. Comenzó ahí una racha nefasta como local que terminó con las esperanzas de ascenso directo. Parece improbable que este año, con un equipo que parece más equilibrado, se produzca un descalabro semejante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here