Una novela ambientada en la Córdoba de 1920


Alhaja, una novela de ficción histórica que pone el foco sobre la mujer a principios del siglo XX

Alhaja. novela
Alhaja.

ras el éxito de su álbum ilustrado infantil Monet y el Impresionismo, reconocido como el mejor libro ilustrado educativo en español de 2020 en los International Latino Book Awards de Los Ángeles (California), el autor madrileño Ángel de Frutos Acevedo publica su primera novela dirigida a un público adulto, Alhaja.

Alhaja portada baja 1
Alhaja.

Siguiendo su vocación como historiador y divulgador, de Frutos Acevedo plasma en esta primera novela de ficción histórica la convulsa España de las primeras décadas del siglo XX, desarrollando magistralmente la cambiante sociedad de principios de siglo, poniendo el foco principal sobre la situación de la mujer, pero tratando también otros temas como la desigualdad entre el campo y la ciudad, el descontento generalizado hacia la clase política o el despertar de los movimientos sociales.

Hasta la fecha se han realizado presentaciones de la novela en FNAC Sevilla, Xperience Madrid, Biblioteca Nós Ourense, Librería Laura Velázquez y Piola Libros.

La obra

Alhaja es un texto de ficción histórica ambientado en las primeras décadas del pasado siglo, centrado en un personaje femenino que busca su camino de libertad en condiciones adversas. 

Contiene un riguroso trabajo de documentación realizado con el fin de crear un veraz retrato de la sociedad de la época, con foco en los derechos de la mujer.

Además, el texto es un homenaje a la literatura del momento, con continuas referencias a autores y obras de la época que ayudan a componer esta historia de amor, de amistad, de lucha y feminismo.

El autor construye en Alhaja un personaje principal con una personalidad arrolladora, fiel reflejo de tantas mujeres valientes que marcaron una época en la sociedad de las primeras décadas del siglo XX. 

Sinopsis

En la convulsa España de los años veinte, Carmen Arias decide abandonar su pueblo dejando únicamente una escueta nota de despedida. Su anhelo por huir de una vida ya escrita desde su nacimiento la llevará a construir un futuro apasionante, tan alejado como apegado a sus orígenes. 

Pero en ese camino de libertad e independencia se cruzarán tanto sus propios fantasmas como los de una sociedad repleta de contradicciones.

Con el apoyo de otras mujeres adelantadas a su época, la personalidad que permanecía latente en su interior aflorará sin miramientos, tomando conciencia de la estrecha relación entre sus problemas personales y los de la sociedad de una etapa especialmente agitada de la historia de España, caracterizada por la inestabilidad política y el despertar de los movimientos sociales. 

¿Qué dudas e inseguridades podían surgirle a una mujer que tomase tal determinación en su época? 

Acompaña a Carmen en un recorrido lleno de dificultades hacia la liberación y la autodeterminación en la España de las primeras décadas del siglo XX.

Carmen, la protagonista de Alhaja, es una muchacha de origen humilde nacida en la España rural de 1898, una nación sumida en una profunda crisis generalizada, abarcando cuestiones como la economía o la política, pero también el estado de ánimo de los españoles del momento. 

La gota que colmó el vaso es, como todos hemos estudiado una y otra vez en nuestras clases de Historia, la pérdida de las últimas colonias.

Carmen nace en Almonte (Huelva) y allí se dedica desde niña a servir en una casa del pueblo para poder ayudar a subsistir a su familia. Sin embargo, la temprana muerte de sus progenitores, unida a un profundo sentimiento de desarraigo con respecto a la realidad que le ha tocado vivir, harán que la joven se decida a buscar su destino lejos de sus hermanas, sus vecinos y también de Manuel, el muchacho que cada día acude puntual a buscarla para acompañarla de vuelta a casa después de trabajar.

Desde Almonte Carmen se traslada a Córdoba, cambiando así el pueblo por una ciudad más dinámica en la que encontrará la compañía y el arropo de otras mujeres hechas a sí mismas y que se reúnen con frecuencia para hablar, entre otras cosas, de literatura y de política. Sin embargo, tampoco encontrará en esta ciudad el futuro que buscaba.

Finalmente, Carmen recala en Madrid. A su llegada a la capital, la joven descubrirá formas de vida diferentes y se abrirá ante ella todo un mundo de posibilidades, tanto en lo laboral como en lo sentimental, pero sobre todo en su conciencia social. 

Pero el pasado, convertido en un fantasma que la atormenta visitándola cada cierto tiempo, no le pondrá las cosas fáciles, abriendo viejas heridas que marcarán su destino para siempre.