VÍDEO | Llegada al museo de un nuevo cuadro de Julio Romero de Torres


Desde hacía dos décadas no adquiría el Ayuntamiento una obra del pintor

julio romero
Llegada al museo de 'Retrato de Rafael Romero Pellicer'. /Foto: JC
julio romero
Llegada al museo de ‘Retrato de Rafael Romero Pellicer’. /Foto: JC

El acontecimiento merecía la pena. Hacía dos décadas que el Museo Julio Romero de Torres no se enriquecía con una nueva obra de su propiedad. Hoy, que precisamente se celebra el Día Internacional de los Museos, ha llegado al caserón de la plaza del Potro el ‘Retrato de Rafael Romero Pellicer’, hijo del pintor.

El director de los Museos Municipales, Enrique Ortega, ha subrayado la importancia del momento, que ha calificado de “un momento histórico”, y en completo silencio se ha procedido al desembalaje de este lienzo que regresa a Córdoba 102 después de que saliera camino de los Estados Unidos como regalo a un amigo de Julio Romero.

La adquisición de este cuadro no ha sido fácil, ya que han sido diversos los escollos administrativos que se han tenido que salvar en el Ayuntamiento, en un proceso que ha finalizado felizmente con el enriquecimiento de un patrimonio que es de todos los cordobeses.

La delegada de Cultura, Marián Aguilar, ha destacado la rareza de un retrato masculino, así como que la nueva obra “viene a completar la iconografía de la familia”, que ya cuenta en el museo con retratos de otros de sus miembros.

La obra, de 35 por 33,5 centímetros, ha sido adquirida directamente a su actual propietario a través de la empresa Setdart Online SL mediante la fórmula de contrato administrativo de suministro, por la cantidad de 39.000 euros, a los que hay que añadir 7.024 en concepto de intermediación y 1.475 de IVA.

El propio Julio Romero regaló este retrato a un amigo estadounidense de Missouri, y de ahí pasó por varias salas de arte de aquel país hasta que ya en este siglo regresa a España.

Esta obra es un estudio de expresión del artista, como ha señalado la experta Mercedes Valverde Candil, ya que utilizó esta misma composición en su cuadro de 1917, ‘La Malagueña’, que fue expuesto en la sala Majestic Hall en el año 1919.