Mariza, el fado que enamora a Córdoba


La cultura ha alimentado el alma, como ha señalado la propia cantante. Y dos sonoras y prolongadas ovaciones han dado buena cuenta de ello

Mariza./Foto: IMAE
Mariza./Foto: IMAE
whatsapp image 2021 07 13 at 010033
Mariza./Foto: IMAE

La 40 edición del Festival de la Guitarra de Córdoba ha llegado a su ecuador. Y lo ha hecho con una melodía muy especial, la del fado. Mariza ha ofrecido un recital en el Teatro de la Axerquía en el que ha recorrido su trayectoria y ha homenajeado a la leyenda del fado Amália Rodrigues. 

La actuación ha estado marcada por la elegancia, la exquisitez en cada acorde, en cada giro de voz de la excepcional cantante. Mariza ha conectado con el auditorio desde el comienzo de su actuación y, prueba de ello, se ha visto en la parte final del concierto, cuando ha interactuado con un público entregado, que ha cantado con ella en un par de temas.

Mariza ha recordado sus orígenes mozambiqueños y ha interpretado una canción que, como ella misma ha definido, tiende un puente entre Lisboa y San Vicente. El mismo que ha tenido parada en Córdoba, para dejarse llevar por el embrujo del lenguaje del país vecino y, en tantas ocasiones, desconocido. Pero que atesora en los sones del fado, del arcodeón ese acento tan porteño que podría pasar por bonaerense.

La cultura ha alimentado el alma, como ha señalado la propia cantante. Y dos sonoras y prolongadas ovaciones han dado cuenta de que esa máxima se ha cumplido y que ni la pandemia puede con el arte y que, este último, tiene un lenguaje tan universal que es inherente al ser humano.