Loquillo llega a La Axerquía como ‘El último clásico’


El cantante reivindica el poder del rock y el pop clásicos a través de las canciones, y hace entrega de un disco vitalista, luminoso y sorprendente

loquillo
Loquillo. /Foto: LVC
loquillo
Loquillo. /Foto: LVC

Loquillo se ha hecho esperar más de lo que en él suele ser habitual, pero no cabe duda de que la espera ha merecido la pena. Desde la edición de ‘Viento del Este’ en 2016, su último trabajo de estudio, sus seguidores estaban esperando un álbum con canciones nuevas y Loquillo ha cumplido satisfactoriamente con su parte del trabajo, que hoy ofrece en el Teatro de la Axerquía (22:30) dentro del Festival de la Guitarra.

Tras un año, 2018, inmerso en la gira de celebración de sus cuarenta años en el negocio de la música, que supuso uno de los puntos álgidos de su carrera, Loquillo volvió a retomar el trabajo de estudio para concluir su nuevo trabajo discográfico que, a buen seguro, sorprenderá a propios y extraños. A lo largo de este tiempo, Loquillo ha conseguido madurar y pulir el repertorio de un trabajo que está llamado a ser disco importante, no solo en la carrera de un artista que ya atesora varios discos fundamentales, sino también en la música española.

Loquillo reivindica lo clásico

‘El último clásico’ comenzó a fraguarse paralelamente al desarrollo de la gira de aniversario. Durante ese tiempo, entre concierto y concierto, Loquillo, en compañía de su productor, Josu García, estuvo trabajando en la selección del repertorio, la grabación de maquetas y dando forma a su nuevo proyecto discográfico. Un disco que hace honor a su título, pues nace con hechuras de clásico y con la intención de perdurar. Sin abandonar el mundo sonoro que le es propio, Loquillo reivindica el poder del rock y el pop clásicos a través de las canciones, y nos hace entrega de un disco vitalista, luminoso y sorprendente que enfrenta al futuro de manera desafiante.

Grabado de nuevo en los estudios Music Lan de Figueres, y con la producción de Josu García y el inestimable trabajo de Jordi Solé a los controles, Loquillo y su banda han culminado un disco de rock mayúsculo, de canciones que cuentan con la firma de colaboradores clásicos como Gabriel Sopeña o Igor Paskual, algunos que lo han hecho con anterioridad como en el caso de Leiva y otros que lo hacen por vez primera como Marc Ros de Sidonie o Santi Balmes de Love Of Lesbian. Luis Alberto de Cuenca y Carlos Zanón lo hacen aportando textos.

Sin duda, todo un plantel de lujo al servicio de una causa, la entrega de ‘El último clásico’ de Loquillo. Un trabajo que el público cordobés podrá disfrutar por fin en este 40 Festival de la Guitarra de Córdoba. Eso sí, ya no quedan entradas a la venta.

Los Zigarros

Pero antes de que Loquillo salte al escenario de La Axerquía, espectáculo para el que ya no quedan entradas, la banda valenciana de Los Zigarros recuperará la gira que no pudo llevar a cabo en 2020.

Y es que Los Zigarros arrancaron ese año con un hito irrepetible en su carrera que se frenó en seco por la crisis del Covid. Tras coronar los charts de ventas con sus anteriores trabajos discográficos, recorrer España de gira con más de 300 fechas o telonear a los Rolling Stones en Barcelona a su paso por Europa, la banda arrancó el año con uno de los shows más espectaculares que han podido protagonizar junto a sus seguidores.

Dos fechas consecutivas sold out, en directo desde el Circo Price de Madrid, y acompañados ambos días de las más grandes estrellas e iconos del rock: Fito Cabrales, Carlos Tarque, Leyva, Ariel Rot, Aurora García, Carlos Raya y Ángel Wolf. Todo inmortalizado en un CD/DVD en directo para el recuerdo, titulado ‘¿Qué demonios hago yo aquí? Directo desde Madrid’. Dicho disco en directo, publicado en noviembre pasado, viene después de la puesta de largo de su tercer disco en estudio titulado “Apaga la Radio” (marzo 2019).

Un disco grabado con Carlos Raya como productor en el que se puede encontrar un sonido más evolucionado, pero sin perder la esencia del R’n’R, así como la frescura, imagen y actitud que tanto, y tan bien, les caracteriza. Pero ahora el grupo quiere otra cosa. Por eso ha decidido organizar esta gira en 2021 que le llevará por diferentes puntos de la geografía española para presentar “¿Qué demonios hago yo aquí?”, ese concierto que a principios de 2020 le hizo triunfar en Madrid. Sin duda, una oportunidad única para ver el potente directo de la banda encima del escenario.

‘¡Viva!’ y la compañía de Manuel Liñán

¡Viva! es un canto a la libertad del movimiento, donde lo femenino es abrazado como propio desde el cuerpo masculino, donde los patrones de género, en un mundo codificado como el flamenco se rompen desde la alegría y el gozo, creando nuevos terrenos que, aunque inexplorados, no nos resultan lejanos…

Es una transformación que construye un cuerpo que anhelamos, a través de una caracterización inspirada en la mujer flamenca, para así poder realzar nuestra manera de expresarnos. Una transformación que no siempre implica una manera de enmascararse, sino más bien una desnudez.

En clave de celebración, Liñán propone la pluralidad del baile, las distintas formas y la singularidad de cada una de ellas. Y lo hace junto a seis bailaores-bailarines, que serán los encargados de explorar y bucear en este universo fascinante de lo femenino, visto desde lo masculino, y exponer así estas dos identidades, que forman parte de nuestra propia naturaleza. “Queremos bailar de mujer… chimpún”.

Conocíamos la fiereza flamenca y la inteligencia de Manuel Liñán (Granada, 1980); también su capacidad de riesgo, pero con este espectáculo ha rebasado todos los calificativos. El objetivo del coreógrafo es buscar en el fuero interior de cada bailaor o bailarín lo femenino, escondido o reprimido, pero que ya estaba allí. De forma que no interpretan papeles, sino que son ellos mismos, vulnerables y en una faceta inexplorada que valientemente comparten con el público.

En el espectáculo de hoy en el Gran Teatro (20:30), para el que ya no quedan entradas a la venta, Manuel Liñán estará acompañado por un elenco de baile formado por Manuel Betanzos, Jonatán Miró, el cordobés Hugo López, Miguel Heredia, Víctor Martín y Daniel Ramos. A la guitarra, Francisco Vinuesa. Al cante, David Carpio y Antonio Campos. El grupo se completa con Víctor Guadiana al violín y Kike Terrón a la percusión.