Un espectáculo ahonda en la influencia en el barroco español de los ritmos de ultramar


Las coreografías son del cordobés Antonio Ruz, Premio Nacional de Danza

espectáculo teatro flamenco
'Gugurumbé'. /Foto: Fermín Rodríguez

El Gran Teatro de Córdoba acoge hoy viernes Gugurumbé. Las raíces negras, un espectáculo mestizo construido con una gran exigencia de calidad que indaga en la música y la danza del barroco español y en cómo las danzas populares e hispanas de los siglos XVI y XVII se vieron influenciadas por la la música llegada a través de los intercambios con las colonias americanas y con el África subsahariana.

espectáculo teatro flamenco
‘Gugurumbé’. /Foto: Fermín Rodríguez

Los rasgos inequívocos de la música negra desembarcaron en Lisboa y Sevilla y se infiltraron en la península ibérica. Eran danzas y canciones, explica Juan Ramón Lara en sus notas al programa del espectáculo, “que globalizaron para siempre la cultura popular y escandalizaron a los moralistas del momento por su sensualidad, deslizándose rápidamente por entre las músicas de iglesias y palacios”.

Al frente de Gugurumbé están el célebre violagambista y director e integrante del grupo de música antigua Accademia del Piacere, Fahmi Alqhai, en la dirección musical, arreglos y adaptación y, por otro lado, el cordobés Antonio Ruz -Premio Nacinal de Danza 2018-, responsable de la dirección de escena y la coreografía.

Intervienen también en el espectáculo Rocío Márquez, cantaora; Nuria Rial, soprano; Mónica Iglesias, baile flamenco; Ellavled Alcano, danza contemporánea y Dani de Morón, guitarra flamenca. El elenco del espectáculo se completa con la Accademia del Piacere, con Fami Alqhai, Rami Alqhai y Johanna Rose, violas de gamba; Carles Blanch, guitarra barroca; Javier Núñez, clave, y Agustín Diassera, percusión.

Un espectáculo para la vuelta al mundo

Con el músico sevillano Fahmi Alqhai como principal artífice, el espectáculo es una producción de la Accademia del Piacere, la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales y Acción Cultural Española AC/E y forma parte de la programación oficial de la conmemoración del V Centenario de la Primera Vuelta al Mundo de Magallanes-El Cano.

Este espectáculo que llega ahora al Gran Teatro de Córdoba es un proyecto transversal, con amplia visión historicista, artística y social, que descubre cómo la música negra, que llegó a Europa y, en concreto, a la península ibérica a través del comercio de esclavos, al mezclarse con las zarabandas o las folías, creó las raíces de lo que hoy llamamos flamenco, revolucionando el barroco musical y escénico español con sensualidad y ritmo.

De allende los mares, el espectáculo presenta ejemplos de los denominados villancicos de negros españoles, como Gugurumbé, que da título al espectáculo, y de danzas tales como chaconas, jácaras y guineos, que se conectan a través de su misma esencia rítmica y armónica con las danzas del flamenco, como los fandangos, los tangos, o los bailes de compás mixto como las alegrías y las bulerías.

El punto de partida del espectáculo es la danza: el baile flamenco de Mónica Iglesias y el negroamericano de Ellavled Alcano se unirán a las coreografías creadas por Antonio Ruz. A partir de ellas, el cante de Rocío Márquez, el canto de la soprano Nuria Rial y la guitarra de Dani de Morón se integrarán en la puesta en escena, junto a la interpretación vanguardista de la música antigua de Accademia del Piacere en un trabajo multidisciplinar, basado en los materiales antiguos pero abierto a la iniciativa y la creatividad: “Ninguna forma más genuina de autenticidad que recrear el espíritu mestizo y abierto de los músicos que originaron estas músicas”, concluyen los creadores de Gugurumbé. Las raíces negras.