La Junta encarga el proyecto para que la Sinagoga amplíe su zona visitable


El objetivo es poner en valor las estructuras murales y arqueológicas del recinto, modificando y adecuando a las visitas la entrada al recinto

sinagoga casanueva
Cristina Casanueva, en la Sinagoga. /Foto: LVC

La Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico ha sacado a licitación la redacción del proyecto de las obras de adecuación del solar anexo a la Sinagoga de Córdoba que servirán para poner en valor las estructuras murales y arqueológicas del recinto, modificando y adecuando a las visitas la entrada al recinto en un solar adquirido por la Junta de Andalucía en 2008 y que se ha llevado 13 años sin sufrir ninguna obra de mejora.

sinagoga casanueva
Cristina Casanueva, en la Sinagoga. /Foto: LVC

Con la actuación se finalizarán las intervenciones previas sobre el solar anexo, dando continuidad a la visita bajo un recorrido cerrado que sirva de espera previa a la entrada a la Sinagoga. De esta forma, además de la conservación y exposición de las estructuras relacionadas con la construcción primitiva de la Sinagoga, se avanza en la comprensión e interpretación del recinto, más allá de la Sala de Oración.

En este sentido, el proyecto aunará el entorno inmediato a la Sinagoga con las dependencias anexas a la misma, en lo que podría entenderse como el “Complejo Sinagoga de Córdoba”, ya que la visita al solar anexo a la Sinagoga permitirá ser un compás de espera a la entrada de la misma.

Fondos Feder para la Sinagoga

La licitación, que se financia a través de Fondos Feder, cuenta con un importe total, incluido el IVA, de 41.068,55 euros, con una anualidad para 2021 de 20.076,18 euros, y un presupuesto de ejecución material de la obra se prevé en 190.300 euros. Esta intervención tiene un plazo de ejecución de 21 meses.

La Sinagoga de Córdoba fue declarada Monumento Nacional por Real Orden de 24 enero de 1885. La Sinagoga, propiedad de la Comunidad Autónoma de Andalucía, se encuentra inscrita en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, con régimen de protección Bien de Interés Cultural (BIC), bajo la tipología de Monumento.

Situada en la Judería de la ciudad, es uno de los edificios más representativos de la arquitectura medieval española no cristiana. Desde su apertura museística en 1985, ha sufrido diferentes estudios previos y actuaciones de recuperación y puesta en valor del inmueble protegido y, como apoyo al mismo, la Junta de Andalucía adquirió en 2008 el solar anexo, con la intención de construir un centro de interpretación, que pretende resolver, entre otros problemas, la aglomeración de visitantes en su acceso que colapsa la calle Judíos y, sobre todo, la falta de un espacio expositivo, aún mínimo, para hacer comprensible la importancia de la Sinagoga.

Ahora, dado que este recinto fue en 2020 el primer enclave patrimonial dependiente de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico más visitado de la provincia con 120.461 visitantes (el Conjunto Arqueológico de Medina Azahara recibió 87.750) a pesar de la pandemia, el Gobierno andaluz reactiva las actuaciones en el recinto para poner en valor su estructura y su contenido arqueológico y potenciar, de esa forma, su atractivo turístico.