La India, bajo la óptica de Cristina García Rodero


Califica de "muy horrible" el papel de la mujer en la India, despreciada socialmente, con muchos riesgos a lo largo de su vida y sin independencia

fotografía bienal
Cristina García Rodero. /Foto: JC

Durante mes y medio, la fotógrafa española Cristina García Rodero estuvo en Anantapur, en la India, participando en un proyecto de la Fundación La Caixa para reflejar en imágenes el trabajo que realiza en aquel lugar la Fundación Vicente Ferrer. 

Durante este tiempo, García Rodero convivió con la población nativa, asistió a sus ceremonias nupciales y llevó el objetivo de su cámara fotográfica hasta el interior de unas humildes viviendas, donde la dignidad de sus moradores brilla en los ojos que se pueden ver en esta exposición que estará hasta el 1 de mayo en el bulevar del Gran Capitán.

En la inauguración de la muestra, García Rodero ha calificado de “muy horrible” el papel de la mujer en la India, despreciada socialmente, con muchos riesgos a lo largo de su vida y sin independencia para tomar hasta las más simples decisiones.

En esta exposición, titulada ‘Tierra de Sueños’, se pueden ver imágenes de hospitales, centros de atención a maltratadas, talleres y escuelas, así como de otros lugares en los que se desarrolla en la India la vida de unas mujeres que tienen un papel destacado en este proyecto de la Fundación Vicente Ferrer, que representan uno de los principales motores de la transformación de las comunidades de Anantapur.

La muestra, que forma parte del programa ‘Arte en la calle’ de la Fundación La Caixa, ahonda en lo más sensible y mágico del mundo femenino y en la fuerza y la capacidad de superación de las mujeres de Anantapur. La fotógrafa se ha acercado a ellas con un respeto reverencial. Obstinada y desmedida, Cristina García Rodero ha sabido sumergirse en ese mundo, fundirse en la alegría y sufrimiento de quienes encubren con color y apostura los claroscuros de su propia existencia.

Una particular forma de ver la India

El resultado del proyecto son 40 instantáneas; un torrente de imágenes representativas de las comunidades rurales de la India que cautiva por la calidad compositiva y la viveza de sus imágenes. De la mano de la fotógrafa Cristina García Rodero descubrimos la mirada de sus gentes y nos adentramos en un paisaje que parece suspendido en el tiempo.

A través de su obra, García Rodero nos propone una particular forma de ver la India, un mundo complejo y fragmentado. Cada fotografía construye un código visual coherente y sobre todo trascendente. La imagen que se transforma en arte.