Un nuevo proyecto de investigación recupera la historia del colegio La Inmaculada


El escaneado completo de la escalera imperial del edificio en 3D, coordinado por el arqueólogo y profesor del centro Giuseppe Palmieri, es el primer resultado del proyecto

Colegio La Inmaculada./Foto: LVC
Colegio La Inmaculada./Foto: LVC
whatsapp image 2021 03 01 at 235123 2
Colegio La Inmaculada./Foto: LVC

El edificio de las Reales Escuelas Pías de la Inmaculada Concepción ha permanecido como centro educativo durante cinco siglos, lo que lo convierte en una de las instituciones docentes más antiguas de Andalucía. Su historia y el valor patrimonial de este edificio es objeto desde hace meses de un nuevo proyecto de investigación coordinado por el arqueólogo y profesor del centro Giuseppe Palmieri.

whatsapp image 2021 03 01 at 235123 3
Colegio La Inmaculada./Foto: LVC

El primer resultado ha sido el estudio y escaneado láser en 3D de la escalera imperial, probablemente el elemento más destacado de su patrimonio histórico-artístico, que pretende continuar en los próximos años con nuevos estudios parciales del edificio y la recuperación de la historia de la institución, que recoge el legado de la que fue la primera fundación jesuita en Andalucía: el Colegio de Santa Catalina de la Compañía de Jesús para el que se construyó el edificio, inaugurado el 11 de diciembre de 1553 e impulsado por San Juan de Ávila y Catalina Fernández de Córdoba, marquesa de Priego, y su hijo, Antonio Fernández de Córdoba. En palabras de Francisco de Borja, más adelante conocido como San Francisco de Borja, “en ninguna ciudad la Compañía había sido acogida con tantas muestras de benevolencia”.

Colegio La Inmaculada./Foto: LVC
Colegio La Inmaculada./Foto: LVC

El director del Colegio Diocesano La Inmaculada, Enrique Muñoz, ha señalado que la dirección de este proyecto de recuperación histórica “representa un gran estímulo, pero a la vez una enorme responsabilidad. No en vano, somos los herederos de una institución educativa que ha sido un verdadero referente para la historia de la educación en toda nuestra geografía. Por las aulas de nuestro colegio, regentado a lo largo de la historia, además de por la fundación jesuita, también por los Hermanos Maristas y por los Padres Escolapios durante varias décadas, han pasados decenas de generaciones de alumnos, algunos de los cuales han acabado convirtiéndose en insignes personalidades ilustres de nuestra sociedad. Nosotros, como miembros actuales de la Fundación Diocesana de Enseñanza Santos Mártires de Córdoba no sólo aceptamos ahora el compromiso, sino que queremos ser continuadores de un proyecto educativo que debe necesariamente mirar al futuro y a sus desafíos, pero conscientes de la importancia de nuestro pasado y de nuestra historia que merece ser conocida y puesta en valor”. 

Por su parte, Giuseppe Palmieri ha explicado que realizar un modelo en 3D con estas características permite contar con una documentación gráfica digital, muy útil para la investigación e indispensable para intervenir en la conservación del edificio e incluso en su recuperación ante un posible accidente. Además, según el profesor, un modelo digital se convierte en una herramienta insustituible si se quisiera realizar un modelo a escala reducida –idéntico al original-  para investigar algunos detalles en concreto o para que los invidentes puedan, gracias al tacto, apreciar las características arquitectónicas del monumento.

whatsapp image 2021 03 01 at 235123 5
Colegio La Inmaculada./Foto: LVC

Por otro lado, Carlos Roldán, técnico de la empresa Alfa Geomática, responsable de la digitalización de los datos, aclara que la tecnología usada permite capturar 360.000 puntos por segundo, generando un modelo 3D con precisión milimétrica. El archivo resultante contendrá, según Roldán, una gran cantidad de datos extremadamente útiles para muchos posibles usos en el presente, pero también para preservar esta misma información para futuras aplicaciones que a lo mejor aún no somos capaces de imaginar.

Esta primera actividad, según comparten los responsables de esta iniciativa, ya deja entrever los ambiciosos objetivos de un proyecto de más amplio espectro: “refleja nuestra forma de entender la misión educativa y la utilidad social de los restos materiales e inmateriales de nuestro pasado, elementos vivos que encarnan los valores que hoy sustentan la base de nuestra identidad y que queremos reafirmar con nuestro trabajo y transmitir a las generaciones venideras”, destaca Muñoz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here