Aprobado el proyecto para la restauración de las portadas de San Mateo en Lucena


Si fuera necesario para mejorar la lectura e interpretación de las portadas, los trabajos contemplarían la reconstrucción volumétrica puntual

portadas
Portada principal de la iglesia de San Mateo en Lucena. /Foto: LVC

La Comisión de Patrimonio de la Delegación de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía en Córdoba ha aprobado el proyecto de conservación y restauración de las tres portadas de ingreso de la iglesia de San Mateo en Lucena, en concreto de la portada principal, de la Puerta de San Miguel Arcángel y de la Puerta de la Umbría, dedicada a la Virgen con el Niño.

portadas
Portada principal de la iglesia de San Mateo en Lucena. /Foto: LVC

Así lo ha dado a conocer este jueves la delegada de Cultura de la Junta en Córdoba, Cristina Casanueva, quien ha justificado la necesidad de esta intervención, pues los sillares y elementos decorativos de piedra arenisca que componen las portadas se encuentran en mal estado, y presentan patologías derivadas de agentes externos, como el agua, sales y factores climáticos, contaminantes o atmosféricos.

El deterioro se refiere fundamentalmente al alto contenido de humedad en su núcleo, disgregación y arenización pétrea, fracturación y exfoliación de la piedra, erosión y alveolización de la misma, formación de biocostra, zonas de lavado por escorrentías de agua de lluvia, disgregación y pérdida del mortero de cal y de arena de las juntas, biodeterioro por afloración de microorganismos; materiales inadecuados, como cemento por intervenciones previas; manchas, suciedad y polvo adherido a la superficie, así como roturas.

En cualquier caso y según ha señalado Cristina Casanueva, “el informe de Cultura” ha determinado que “estas patologías no afectan a su capacidad portante”, detallando la delegada que el proyecto contempla diferentes fases.

Así, los trabajos previos incluyen colocación de andamiaje y estudio fotográfico, y se va a llevar a cabo una labor de limpieza general, de tipo mecánico y superficial, y lavado con aplicación de ácido clorhídrico y agua desmineralizada.

Tras ello, se valorará el resultado obtenido y la necesidad de realizar una limpieza más profunda en las cornisas y elementos singulares de las portadas, mediante eliminación de biocostras de microorganismos incrustados en la superficie porosa de la piedra, así como tratamiento de desinfección y preventivo con la aplicación de un fungicida y un biocida.

La fase de consolidación consiste en aplicar productos consolidantes, con objeto de endurecer el soporte pétreo; así como el saneado y reposición de mortero o retacado de juntas entre sillares que han perdido su masa de agarre o que presentan mal estado de conservación. Además, esta fase incluye la reconstrucción de volúmenes perdidos en las portadas.

En base a los criterios de intervención y si fuera necesario para mejorar la lectura e interpretación de las portadas, los trabajos contemplarían la reconstrucción volumétrica puntual de las líneas compositivas de la decoración arquitectónica o la reconstrucción puntual de esculturas y relieves.

Las portadas estarán en restauración cuatro meses

La fase de protección final frente a los agentes atmosféricos y biodeterioro se realizará mediante la aplicación de un hidrofugante, con algún aditivo biocida, aplicado mediante pulverización o impregnación de toda la superficie de las portadas, con objeto de disminuir la capacidad porosa de la piedra, permitiendo la transpiración de la materia base, mientras que la última fase incluye un protocolo de mantenimiento tras la finalización de la intervención, con objeto de activar un proceso de conservación preventiva.

El proyecto cuenta con un presupuesto de 56.956,27 euros y el tiempo estimado para la ejecución de los trabajos de restauración es de cuatro meses. El equipo de restauración está compuesto por una restauradora-directora, dos restauradoras y tres auxiliares de restauración y la colaboración del arquitecto de Patrimonio del Obispado de Córdoba.

Por último, Cristina Casanueva ha recordado que “la iglesia de San Mateo de Lucena está declarada Bien de Interés Cultural (BIC), con la categoría de Monumento, e inscrita en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here