Un código QR para seguir el Réquiem de Mozart en la Catedral


El programa también podrá descargarse a través de un enlace que el Cabildo Catedral ha compartido en sus redes sociales

Misa de Réquiem en la Catedral./Foto: LVC
Misa de Réquiem en la Catedral, en una imagen de archivo./Foto: LVC
Misa de Réquiem en la Catedral./Foto: LVC
Misa de Réquiem en la Catedral, en una imagen de archivo./Foto: LVC

El Cabildo Catedral de Córdoba organiza, este domingo a partir de las 19:00 horas (con un aforo máximo de 400 personas), la misa de Réquiem de Mozart en el templo mayor de la Diócesis. Una celebración, cuyo programa podrá seguirse a través de la descarga de un código QR, que la institución capitular ha puesto al servicio de quienes acudan al acto. A lo que hay que sumar que, al igual que el mencionado QR, el programa también podrá descargarse a través de un enlace que el Cabildo ha compartido en sus redes sociales.

Cabe recordar que la misa estará presidida por el obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández, y concelebrada por el Cabildo. Asimismo, participarán la Orquesta de Córdoba y el Coro de Ópera de Cajasur. La dirección musical corresponderá a Carlos Domínguez-Nieto. Como organista estará Clemente Mata. La dirección del Coro la ejercerá José María Luque. Los solistas serán Gala Redondo (soprano), María José Cantos (contralto), Rafael Esquinas (tenor) y Domingo Ramos (barítono).

El Réquiem

La misa de requiem es un genero muy cultivado por muchos compositores de épocas dispares. Aquí exponemos la letra en latín y español de estas composiciones, atribuida al franciscano italiano Tomás de Celano (ca. 1250). Quizás el mejor y más bello ejemplo sea el Requiem en re menor (KV 626) de Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791). Toda la obra goza de una belleza inefable, pero nos gustaría destacar la fuerza expresiva del Dies irae que pone el vello de punta a quien lo escucha viviendo la letra y el momento evocado.

El requiem de Mozart es una obra incompleta y por tanto, existen algunas versiones con diferentes retoques y cambios, como las versiones de Beyer, Maunder, Robbins Landon, Druce y Levin. La más famosa es la versión de Süssmayr, revisada por Franz Beyer en 1972, que intenta recuperar la más auténtica pureza mozartiana, aunque, tiene también sus críticos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here