Los teatros cordobeses terminarán el año de lo más flamenco


En la programación destaca la bailaora María Pagés así como la cordobesa Carmen 'La Talegona'

flamenco
María Pagés. /Foto: LVC

El mundo de la cultura busca la normalidad en el estrecho corsé de las distintas normativas sanitarias que se van promulgando con la finalidad de acabar con la pandemia del coronavirus. Pero la programación de un teatro hay que hacerla con tiempo y así ha preparado tanto el Gran Teatro como el Teatro Góngora las actuaciones, en las que predomina el flamenco, que van a ofrecer hasta final de año, si el covid-19 lo permite.

flamenco teatros
María Pagés. /Foto: LVC

Desde que reabrieran sus puertas, los dos coliseos cordobeses cumplen con rigor las medidas sanitarias para frenar el virus, lo que garantiza la seguridad del público que ocupa el aforo permitido por las autoridades. Aun con estas condiciones, el Instituto Municipal de Artes Escénicas (IMAE) ha aprobado la programación que tanto el Gran Teatro como el Teatro Góngora tendrán hasta la Navidad.

La nota dominante es el flamenco, ya que junto a los cantaores convencionales también se podrán ver espectáculos que se anuncian como de magia flamenca o circo flamenco. La copla también estará presente con un homenaje a Rocío Jurado, la música clásica o el teatro infantil.

El 14 de noviembre subirá al escenario del Gran Teatro María Pagés con el espectáculo ‘Entremos en el jardín’ un trabajo en el que explora poesía y danza sobre textos de distintos autores, como Sor Juana Inés de la Cruz, Fray Luis de León, San Juan de la Cruz o Mario Benedetti. Además, es un derroche de técnica excelente, en el que poesía, ritmo, canto, melodía, zapateado, percusión y voces delicadas interactúan con elegancia y armonía.

La actividad se traslada al día siguiente al Teatro Góngora, donde se ofrece a los niños ‘Pirateando’ a cargo de la compañía Uno Teatro, que ofrece para los más pequeños un montaje con 12 marionetas de mesa, donde Bea y Luis, se embarcarán en aventuras como el rescate de un náufrago, aventurándose en los peligros y sorpresas que depara el océano, y adentrándose en islas misteriosas donde encontrarán un científico loco, una ballena parlante, viajes en el tiempo, plantas carnívoras y, sobre todo, piratas.

Flamenco hecho en Córdoba

flamenco
Carmen la Talegona. /Foto: LVC

El 10 de diciembre se podrá ver a la bailaora cordobesa Carmen ‘La Talegona’ dentro del ciclo con el que el IMAE promociona a los artistas cordobeses. El espectáculo ‘Taloneando’ es una nueva palabra, un nuevo zapateado con el que esta gran bailaora cordobesa indaga en las raíces de sus antepasados flamencos, reflejando sin artificios una manera de entender el baile como expresión y sentimiento. Un escenario sin artificios y una bailaora, a veces alegre, en ocasiones triste, pero siempre acompañada de sus conocidas señas de identidad: el enérgico zapateado, los espectaculares escorzos y las geometrías imposibles.

Al suspenderse la actividades teatrales para escolares, el Teatro Góngora mantiene el 13 de diciembre la función familiar de ‘El viaje de Ulises’, que es la historia del viaje como metáfora de la vida, de la lucha contra las dificultades y la forma de rersolverlas. Un viaje lleno de peripecias únicas y de juegos compartidos donde cada acto, cada escena, es un universo en sí mismo.

El homenaje a Rocío Jurado llegará al Gran Teatro el 17 de diciembre con ‘Qué no daría yo’, en el que Anabel Dueñas, con la guitarra de Antonio Reyes, la percusión de Rafael Jiménez y la flauta de Leticia Malvares cuenta la historia de Carmela, una joven cantante admiradora de Rocío Jurado, que se ha presentado al casting de un gran musical que se prepara sobre la vida de la genial artista de Chipiona. Mientras Carmela espera a que llegue el momento de la prueba final se queda a solas con el público en una tensa y emocionante espera.

Camerata Gala-Fundación Antonio Gala.
Camerata Gala-Fundación Antonio Gala. /Foto: LVC

La música clásica será la protagonista el 18 de diciembre en el Teatro Góngora con la cuarta sinfonía de Mahler a cargo de Lucía Tavira y la Camerata Gala. La Cuarta Sinfonía de Gustav Mahler, la más corta de todas ellas, está compuesta a partir del cuarto movimiento, que en principio estaba destinado a ser el séptimo movimiento de la tercera sinfonía. Es una composición para orquesta y soprano, pero como muchas otras de sus sinfonías, se presta a representaciones más camerísticas sin perder su calidad musical. En esta ocasión, la versión para Orquesta de Cámara es del director titular de la Orquesta de Córdoba, Carlos Domínguez-Nieto.

Casi en vísperas de la Navidad, el 23 de diciembre, la soprano Auxi Belmonte y el pianista Andrés Cosano ofrecerán un concierto lírico que combina la canción y la música de cámara con las arias de ópera y la zarzuela.

A partir del 26 de diciembre, el Gran Teatro ofrece a los niños un pequeño ciclo de circo que arranca dicho día con ‘Ahá! Circo’ a cargo de la Compañía Alas Circo Teatro, que se caracteriza, desde sus inicios, por la utilización de técnicas aéreas en sus espectáculos y la búsqueda de lenguajes alternativos que fusionan teatro y circo contemporáneo. ‘Ahá! Circo’ transcurre dentro de una estructura móvil de cinco metros de altura que permitirá a los cinco artistas acercar al público sus destrezas (acrobacias,contorsiones, vuelos malabares….) como si estuviesen en la misma pista.

El 29 de diciembre le toca el turno a ‘Cabaret Flamenco’. La Compañía Magia Flamenca nació hace ya unos años cuando sus componentes estudiaban en la Cátedra de Flamencología de la UCO. Pero su sueño no se materializó hasta “La noche blanca del flamenco” del 2012, donde estrenaron su primer trabajo. Aunando magia y música con las técnicas de teatro, nace este nuevo espectáculo, ‘Cabaret Flamenco’ donde harán un recorrido por los diferentes palos del flamenco desde el humor y la magia.

Este ciclo se cierra el 30 de diciembre con ‘Sin ojana’ a cargo de la Compañía Chicharrón, que  apuesta por un flamenco que, valorando y enriqueciéndose del pasado, se sustenta en una línea más heterodoxa donde la fusión con otras artes escénicas (circo y teatro) potencia aún más su valor cultural y social (desde la investigación del malabar de rebote y el compás, hasta el cante flamenco y el equilibrio).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here