La Posada del Moro recupera su esencia


El edificio, que ha llegado a la actualidad de forma casi providencial, es propiedad de la Fundación Prasa y alberga un museo con objetos y obras de arte

posada del moro prasa torrecampo
Fachada de la Posada del Moro. /Foto: LVC
posada del moro prasa torrecampo
Fachada de la Posada del Moro. /Foto: LVC

Antes de que Carlos III implantara el sistema radial de carreteras, la comunicación entre Madrid y el sur de España pasaba por los Pedroches. Allí, en Torrecampo, se conserva la Posada del Moro, que era parada obligatoria para todo el que transitara por el Camino Real, aunque se cree que el nombre fue heredado de la antigua posada. Este edificio, que ha llegado a la actualidad de forma casi providencial, es propiedad de la Fundación Prasa y alberga un museo con objetos y obras de arte de todos los tiempos.

Las obras que actualmente lleva a cabo la Fundación Prasa en la Posada del Moro consolidarán el edificio y le harán recuperar sus valores históricos. Los trabajos, que se espera que concluyan en la próxima primavera, consisten en la instalación de una nueva cubierta que asegure la estabilidad del edificio, la instalación de un forjado sobre el entablado que actualmente divide las plantas y en la cubrición del porche trasero del edificio.

Estos trabajos están justificados en el estado que presentaba la Posada del Moro en el momento previo a los mismos. La cubierta presentaba un estado precario, con las cerchas apuntaladas para evitar su colapso, los tirantes habían dejado de cumplir su cometido y, ademas, había filtraciones de agua en varios puntos, lo que afectaba directamente las estructuras de madera, tanto las de la propia cubierta como las de los forjados de planta.

prasa torrecampo posada del moro
Investigadores conocen los fondos del museo. /Foto: LVC

Este edificio fue adquirido prácticamente en ruinas hace medio siglo por el investigador local Esteban Márquez Trigueros, cuando sólo conservaba su interesante portada renacentista y algunos muros, y se encarga de su rehabilitación así como de ubicar en su interior el museo con sus propias colecciones. Más tarde, la Fundación Prasa hace de la Posada del Moro todo un centro de actividad cultural para Torrecampo, gracias a la colaboración que mantiene con un buen número de colectivos.

Además, los extensos fondos que custodia el museo de la Posada del Moro centran el interés de numerosos investigadores y especialistas. Un total de 22 piezas fue cedido recientemente para una exposición celebrada en el Museo de la Alhambra. Entre ellas destacaba una inscripción funeraria andalusí que, entre otras cuestiones, tiene la particularidad de estar datada tanto con el calendario juliano como el árabe.