El sagrario del Soterraño, en Aguilar, recuperará su esplendor


Se trata de una de las capillas más relevantes de la provincia de Córdoba por su calidad artística

sagrario aguilar soterraño
Sagrario del Soterraño. /Foto:LVC

La Comisión de Patrimonio de la Delegación Territorial de Cultura de la Junta de Andalucía ha aprobado el proyecto de conservación y restauración del Sagrario o Sancta Sanctorum de la iglesia parroquial de Nuestra Señora del Soterraño de Aguilar de la Frontera, promovido por Ana Infante de La Torre, debido al mal estado de conservación y por ser una de las capillas más relevantes de la provincia de Córdoba por su calidad artística.

sagrario aguilar soterraño
Sagrario del Soterraño. /Foto:LVC

Según informa la Junta en una nota, la Capilla del Sagrario, que constituye la antecámara al Sancta Sanctorum o lugar Santísimo, cuenta con dos espacios modulares independientes e intercalados entre sí, que recuerdan las diferentes categorías sacralizadas, vestíbulo o antecámara, Cámara principal o Sancta y Sancta Sanctorum.

El proyecto tiene como objetivos actuar sobre el bien a partir de un estudio preliminar; garantizar la conservación; frenar el deterioro del bien; subsanar patologías y degradaciones identificadas; utilizar criterios de unidad en la intervención; uso de materiales compatibles con los originales y empleo de tratamientos probados previamente; respeto a la pátina original, y reconstrucciones con pasta de madera en partea imprescindibles para afianzar la consolidación.

Contempla tres fases bajo un criterio de intervención mínimo, respetando las aportaciones de épocas existentes y utilizando materiales compatibles con la conservación, restauración y rehabilitación, tal y como recoge la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía.

La primera fase intervendrá en la puerta de entrada a la Capilla del Sancta Sanctorum. La segunda se centrará en el Tabernáculo del Sancta Sanctorum y la tercera en la bóveda yesería. El presupuesto asciende 23.241 euros.

Las causas que han contribuido a la degradación son complejas y múltiples como el deterioro obvio del paso del tiempo, por la resistencia del propio material, cambios físicos y químicos, sumado a la destrucción ocasionada por el hombre. Ello ha derivado en un deficiente estado de conservación en líneas generales, con inestabilidades, ennegrecimiento estético, pérdidas cromáticas, craquelados y biodeterioro, entre otros.

Bien protegido

La iglesia parroquial de Nuestra Señora del Soterraño de Aguilar de la Frontera es un edificio protegido inscrito en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz con la tipología de Monumento. Es Bien de Interés Cultural, tal como establece la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía. En el Catálogo de Bienes Protegidos de Aguilar de la Frontera está incluido con grado de protección integral.

Ubicada en la zona más elevada de la población, su origen debe situarse durante la Reconquista, cuando se crea un primitivo templo en 1260. La actual parroquia se fecha en el siglo XVI, 1530, en pleno Renacimiento, funcionando en un primer momento como Capilla del Castillo de Aguilar. La zona más moderna del edificio data del siglo XIV, de estilo gótico-florido.

Es un templo que consta de tres naves separadas por arcos apuntados sobre pilares de columnas adosadas, configurando la forma de una T. El arco triunfal es de medio punto rebajado. Pilares cruciformes sostienen los arcos apuntados que separan la nave central del las laterales.

La nave central cuenta con techumbre mudéjar de madera. Las otras naves se cubren con cielo raso excepto la Capilla mayor, también llamada Capilla del Sagrario, que presenta en su interior el Sancta Sanctorum, recinto que alberga gran cantidad de piezas de índole sacro.

Esta capilla presenta bóveda de crucería gótica y destaca por albergar elementos singulares tales como yeserías en la bóveda, retablos y esculturas policromadas como las de San Miguel y San Rafael. En el interior hay además diversas representaciones, tales como el Arca de la Alianza, El Pelícano, las esculturas talladas-doradas de San Pedro y San Pablo. La composición se cierra con la Misa de San Ildefonso y la Imposición de la Casulla a San Ildefonso. Destaca por su gran calidad artística respecto a otras de la provincia.

La decoración del Sagrario

El Sancta Sanctorum o Sagrario se abre con una planta rectangular guardando las mismas proporciones espaciales, aunque a escala más reducida, que la antecámara. Presenta una bóveda de horno o cuarto de esfera.

La decoración del Sancta Sanctorum no es muy abundante, concentrándose en cabezas de querubines, que custodian el ara sagrada, y en las pechinas donde se ubican ángeles orantes en posición de perfil ataviados con vestimentas propias del siglo XVII y policromados.

El pequeño retablo-tabernáculo erigido a modo de Arca de la Alianza, está realizado en madera tallada y dorada con basamento, con amplia peana agallonada de media caña; cuerpo central, con columnas corintias de fuste estriado; y remate, con friso corrido acompañado de una saliente cornisa que atiende las capillas laterales con columnas.

Destaca la presencia de hornacinas de medio punto, rematadas con frontones curvos, que albergan figuras exentas de San Pedro y San Pablo. El remate queda flanqueado por los arcángeles San Miguel y San Rafael y una gran cantidad de motivos de pequeñas dobles puertas y cenefas lisas que coronan la obra.

Por su cara posterior, la obra está profusamente decorada con motivos eucarísticos, como haces de espigas y racimos de uvas. El interior del Arca-Sagrario está revestido en madera tallada y dorada, donde destaca la red de rombos entrelazados arabescos, cabezas de querubines sobre óvalos y rectángulos de madera tallada y dorada, así como el uso de ágata para el reposo del Sacramento.