La Junta amplía la investigación arqueológica del entorno de la Sinagoga

123

Cristina Casanueva afirma que el edificio "no destaca en el urbanismo cordobés por su tamaño, sino por su belleza, deudor de la arquitectura islámica"

sinagoga casanueva
Cristina Casanueva, en la Sinagoga. /Foto: LVC

La Junta de Andalucía va a invertir 53.000 euros en los trabajos previos a la musealización de la Sinagoga de Córdoba, que afectan al solar anexo al monumento y donde se va a desarrollar una investigación, según ha informado este viernes la delegada territorial de Fomento, Infraestructuras, Ordenación del Territorio, Cultura y Patrimonio Histórico, Cristina Casanueva.

sinagoga casanueva
Cristina Casanueva, en la Sinagoga. /Foto: LVC

Al respecto, Casanueva ha señalado que “el conocimiento que hay de la Sinagoga como un complejo va más allá del templo sinagogal, por lo que desde la Consejería de Cultura y Patrimonio se pretende que sea expuesto y musealizado”.

Para ello, la Delegación de Cultura y Patrimonio ha contratado a un equipo técnico para la redacción y dirección de una actividad puntual arqueológica, por importe de 16.966,6 euros, y una empresa para realizar las obras menores que acompañan a una actividad arqueológica puntual, por 36.217,72 euros.

Esta actividad arqueológica durará mes y medio, y en ella trabajarán dos oficiales primera de albañilería, dos peones especializados, un arquitecto, un arqueólogo y un restaurador.

Casanueva ha añadido que “de forma previa al proyecto de musealización y continuando con actividades anteriores, en estos momentos, la Consejería de Cultura y Patrimonio está realizando los trabajos para completar los datos existentes y que amplían la investigación arqueológica hasta los niveles de interés que luego van a ser objeto de trabajo del proyecto de musealización”.

La actividad arqueológica combina las labores de conservación y restauración de lo que ya fue descubierto, junto con la excavación de aspectos puntuales ya investigados con anterioridad para dar el formato adecuado a los sondeos realizados de cara a la futura visita.

Hallazgos generales

Hasta este momento sólo se han producido hallazgos generales, que están confirmando los aspectos anteriormente apuntados que, en síntesis, y sin haber finalizado los trabajos son, en primer lugar, la confirmación de la presencia de la muralla romana, habiéndose ampliado el sondeo previo, con la continuidad de la estructura defensiva.

Además, se estudiará la evolución de la casa judía, construida en el siglo XIV y que perduró hasta el siglo XX, lo que confirmará el interés de muchos inmuebles existentes en la judería cordobesa, que aunque se han transformado en los últimos siglos, mantienen en buena medida su origen judío, algo intuido hasta el momento, pero confirmado con las actividades desarrolladas en el solar anexo a la sinagoga.

Por otra parte, se atenderá al abastecimiento del agua en este sector, donde hace años, en concreto en la Plaza Maimónides, con motivo de la ampliación del hotel NH, se detectaron unas termas romanas que se extienden bajo el convento de San Pedro de Alcántara y que pudieron ser el origen romano para la entrada de aguas por la Puerta de Almodóvar, que después sería transcendental en la zona, al ubicarse aquí, a partir de época omeya, los grandes centros de poder omeyas y cristianos.

La delegada ha destacado la particularidad de esta actividad arqueológica, “por su dedicación prioritaria a la consolidación y restauración de lo hallado en intervenciones previas, previo al proyecto museístico, que permitirá abrir definitivamente este espacio al público”.

Será un complemento a la visita histórico-cultural a la Sinagoga cordobesa, que supone, como pocos lugares, la fusión de las cuatro culturas: romana, islámica, judía y cristiana.

Casanueva ha indicado que “la Sinagoga no destaca en el urbanismo cordobés por su tamaño, sino por su belleza, deudora de la arquitectura islámica -mudéjar, en el caso cordobés- puesta al servicio de la cultura y religión sefardíes, muestra crucial de la importantísima aportación histórica del pueblo hebreo a la cultura andaluza”.

“Sin duda -ha afirmado Casanueva-, este complemento a la visita a la Sinagoga es una decidida apuesta por la valorización no sólo del monumento, protegido ya en el siglo XIX, sino por aumentar y enriquecer su visita inexcusable, por ser una parte sustancial de nuestro legado histórico”.

Investigación en el anexo a la Sinagoga

Las actividades arqueológicas llevadas a cabo en la Sinagoga han permitido documentar la muralla romana de Córdoba en una ubicación distinta de lo que venía afirmando la bibliografía histórica -se encuentra unos diez metros más adentro que la actual muralla de la calle Cairuán que, por tanto, no apoyaría sobre la muralla romana, sino que habría sido rehecha en época omeya, retocando y ampliando ligeramente el recinto amurallado previo-.

Igualmente, se constató la existencia de una casa judía, coetánea a la Sinagoga, de pequeñas dimensiones y con patio, que envuelve por la parte posterior a la calle judíos al santuario hebreo.

Esta íntima relación urbanística sugiere que dicha “casa” está constructivamente relacionada con la Sinagoga, de tal modo que habría formado parte de un complejo mayor, lo que, por otra parte, es muy frecuente, dado que las sinagogas solían contar con escuelas talmúdicas, mikvé o baño ritual y una serie de instalaciones que superan al santuario en sí y que son intrínsecas a la importancia que la cultura judía otorga a la religión y sus prácticas en la vida diaria del pueblo judío.

Y en el adarve o calle existente tras la muralla, pudo comprobarse su importancia con relación al abastecimiento de agua, con la disposición de una sucesión de conducciones que van desde época omeya hasta judía, con la particularidad de que aún antes de 1492 hubo un pequeño baño o depósito escalonado, abastecido de agua de una de estas conducciones, que pudo servir como mikvé o baño secundario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here