La tauromaquia es cultura


En este artículo, el aficionado y presidente de la Tertulia Taurina El Trinchezaro, Manuel Herreros Jurado, defiende la impronta cultural de la fiesta nacional

tauromaquia toros taurino
Chaquetilla del Museo Taurino de Córdoba. /Foto: LVC

Con motivo de la convocatoria del ‘Paseo por la defensa del sector taurino’ realizada para el jueves 18 de junio, a las 20:00 horas, ante la Plaza de Toros de Córdoba, se refleja una frase en el cartel confeccionado al efecto que reza: “También somos cultura”.

tauromaquia toros taurino
Chaquetilla del Museo Taurino de Córdoba. /Foto: LVC

La frase, cuanto menos, resulta inquietante. No por lo que dice, sino precisamente por tenerlo que decir. Que a estas alturas, tras siglos de tauromaquia, haya colectivos y personas que nieguen el valor cultural de la misma, sólo puede deberse a dos razones: a un desconocimiento supino y consciente del mundo del toro; lo cual ya de por si inhabilita a cualquiera a manifestarse sobre el tema, ya que de lo que se desconoce no se debe de hablar, y mucho menos emitir juicios. O, a un interés político de carácter sesgado, torticero, e interesado, de partidos de izquierdas e independentistas, mediante el que se pretende adoctrinar a las personas en el sentido de que la Fiesta Nacional, por el mero hecho de serlo y así denominarse, es una actividad de ricos de derechas y de personas sin sensibilidad alguna. No perderé el tiempo en reflejar aquí los epítetos de envergadura con que estos sujetos adornan nuestra afición al mundo del toro, pues como ya es sabido: donde comienza el insulto acaba la razón. Ellos mismos quedan retratados.

Y es que negar el alto componente cultural que atesora la tauromaquia es tan descabellado como negar que el hidrogeno es un componente del agua.
La tauromaquia es un componente natural del tejido de nuestra historia y de nuestra cultura, y sus hilos están tan entrelazados con los demás componentes, que si tirásemos de ellos para sacarlos del telar el resultado sería una historia incompleta y una cultura mutilada. No en vano, la tauromaquia forma parte en mayor o menor medida de ámbitos tan diversos como, la pintura, la escultura, la arquitectura, la literatura, la poesía, la filosofía, la música, la copla, el flamenco, las costumbres, el diseño, la moda, la medicina, la veterinaria, las expresiones populares, los valores, etc., ejemplos de ello hay como para llenar los tendidos de la monumental de las ventas, aunque por razones de espacio permítaseme no plasmarlos en este artículo. De igual modo, son innumerables los ilustres hombres y mujeres del mundo de la cultura que han plasmado la tauromaquia en sus obras.

Negar a la tauromaquia su pertenecía a la cultura es evidenciar, sencilla y llanamente, un desconocimiento de tal magnitud, que por sí solo invalida la capacidad intelectual del que se pronuncia en tal sentido.
La tauromaquia podrá gustar, o no, eso es una opinión respetable y subjetiva; pero que la tauromaquia es historia y cultura de nuestro país, es una realidad objetiva, constatable, y demostrable, pese a quien le pese.

¡¡¡Viva la tauromaquia!!!

Manuel Herreros Jurado
Aficionado y presidente de la Tertulia Taurina el Trincherazo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here