Belmonte, del triunfo al confinamiento

24

El escultor cordobés aprovecha para seguir creando, pero a la vez reflexiona sobre las consecuencias de una situación inédita

José Manuel Belmonte escultor escultura
José Manuel Belmonte. /Foto: LVC

El escultor José Manuel Belmonte se expresa verbalmente como lo hace en sus obras: con potencia y sin titubeos. Ahora, como todos, está recluido en su casa donde, aunque sigue trabajando, añora su taller y reflexiona sobre esta situación inédita que se está viviendo. Si se le pregunta por su estado de ánimo es comprensible que responda que en estado de shock, porque él, al igual que los demás componentes del grupo artístico Córdoba Contemporánea pasaron a mediados de marzo, de golpe y porrazo, “del triunfo radical al confinamiento, sin poder disfrutar de los últimos días de la exposición” ‘Islas al mediodía’, en Vimcorsa, por la que pasaron más de 15.000 personas.

José Manuel Belmonte, escultor, escultura
José Manuel Belmonte. /Foto: LVC

Este desahogo emocional lo tiene ahora en la obra en que trabaja durante esta crisis del coronavirus. Belmonte fue previsor y cuando el confinamiento estaba a punto de decretarse de un día a otro se fue al taller y cogió “un pegote de plastilina” con el que ocupar este tiempo. Es una pieza más de la serie ‘Custodios’ y explica que la inspiración le vino después de leer en La Vanguardia un artículo sobre esta crisis. “El custodio está muy relacionado con la situación y es un personaje de la mitología griega que refleja perfectamente todo esto de la pandemia”, detalla sin querer ofrecer más datos para no desvelar el resultado final. Hace bien.

Además de modelar, dedica el tiempo a ponerse al día con la lectura que tenía pendiente de catálogos de exposiciones y museos. Vive con su madre, dos hermanas y un sobrino, y él es quien se encarga de salir a la calle, sólo lo imprescindible, a comprar. Antes cocinaba exclusivamente los fines de semana y ahora lo hace más a menudo. Cosas del confinamiento.

Por la tarde, entre otras cosas, llama por teléfono “a gente que le viene bien tener una conversación”, bien porque pasen estos días en soledad o, simplemente, porque lo necesiten. “Todos tenemos que echarnos una mano”, y por eso se brinda. “Soy fuerte y equilibrado”, añade con resolución.

José Manuel Belmonte escultor escultura
José Manuel Belmonte. /Foto: LVC

¿Qué va a pasar después de la crisis del coronavirus? José Manuel Belmonte lo tiene claro y responde: “Esto nos va a pasar factura y en el mundo del arte va a ser un caos”. Con independencia de las consecuencias económicas que la pandemia cause en los creadores, este escultor cordobés considera que “los artistas somos un filtro de la sociedad por el que se canaliza lo que está pasando y tenemos que transformarlo en sensibilidad y quizás también en belleza”.

Entiende que “la creatividad está fuera, en la calle, más que en el confinamiento”, porque “en la calle te puede venir el gesto de una persona que te haga hacer una escultura”. En estos días de encierro, “la verdad es que la cabeza está por un lado muy creativa pero también está en ‘stand by’, un poco parada’, por lo que confía en que pronto todo pase y llegue el día en el que “la gente se olvidará de muchas cosas, pero quedarán obras que hablen de esta situación y que pasarán la historia”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here