Atocha 55, la novela que siempre supo que escribiría


Joaquín Pérez Azaústre reconoce en su novela que "era un estudiante en la Facultad de Derecho de Córdoba la primera vez que alguien me contó o que leí algo sobre Atocha”

novela
Joaquín Pérez Azaústre (derecha), durante la entrega del premio./Foto: Redacción Médica
novela
Joaquín Pérez Azaústre (derecha), durante la entrega del premio./Foto: Redacción Médica

“Me pareció una historia de sufrimiento y dolor, pero también de plenitud, juventud y belleza”. Con estas palabras confesaba el escritor cordobés, Joaquín Pérez Azaústre, el germen de ‘Atocha 55’, la obra que le ha valido el Premio de Novela Albert Jovell que aborda el asesinato de los abogados laboralistas en plena Transición.

“Era un estudiante en la Facultad de Derecho de Córdoba la primera vez que alguien me contó o que leí algo sobre Atocha”, recordaba Pérez Azaústre para abundar en la coincidencia de que, “a lo largo de veinte años, se me ha vuelto a aparecer continuamente en reportajes o a través de gentes que conocía al azar”.

Una relación “magnética” (así la define el escritor) que, finalmente, le llevó a escribir una novela, que siempre supo que escribiría y que, a la postre, ha recibido el aplauso de la crítica. Como antes sucediera con ‘América’, ‘El gran Felton’ o ‘Los nadadores’; novelas que han construido la imaginería de un autor, que es uno de los grandes referentes de una generación en la que, además, ha destacado por su apartado lírico, donde ha marcado el paso de sus coetáneos.

Las presencias en la entrega del premio organizado la Fundación para la Protección Social de la Organización Médica Colegial (Fpsomc) denotan la relevancia de Pérez Azaústre. Quien estuvo arropado por el ministro de Agricultura, Luis Planas; el afamado escritor, Juan Manuel de Prada; o el editor Javier Ortega, entre otros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here