“Como no tengo abuela lo puedo decir, la iglesia de San Agustín se arregló por mí”


El presidente y fundador del Córdoba Patrimonio, José García Román, es historiador del Arte y tuvo mucho que ver en la restauración del templo

iglesia
San Martín de Porres./Foto: Francisco Patilla
José García Román./Foto: Irene Lucena
José García Román./Foto: Irene Lucena

“Mi gran amor es Córdoba”. Esta era una de las frases que repetía el presidente del Córdoba Patrimonio de la Humanidad, José García Román, en la entrevista concedida a La Voz. Funcionario de Hacienda, licenciado en Empresariales, creador de un portal e información de deportiva e historiador del Arte, García Román es una persona polifacética que, en su momento, tuvo mucho que ver en la restauración de la iglesia de San Agustín.

“Como no tengo abuela lo puedo decir, la iglesia de San Agustín se arregló por mí”, desvelaba para La Voz. Y recordaba que, “cuando estábamos en primero de Historia del Arte fuimos a verla y me quedé maravillado, pero al mismo tiempo imponía una iglesia tan bonita y que estuviera apunto de caerse”. 

“Ese fue otro de los proyectos imposibles en los que me embarqué”, destacaba García Román. Este explicaba que, “los mismos curas de allí nos decían que, hasta el mismo Banco de España se había involucrado y que nadie lo había conseguido”. Si bien, “a base de trabajo y de lucha, con una vecina de allí -que era Llanos- conseguimos que al final se restaurara la iglesia”. De tal modo que, como apuntaba García Román, “hoy día todo el mundo puede ver que es una de las más bonitas de Córdoba. Soy un poco abogado de causas perdidas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here