Asier Etxeandía y Enrico Barbaro llegan al Gran Teatro con ‘La Transfiguración del Mastodonte’


Se trata, según sus creadores, de un “viaje emocional” en forma de concierto, “como la anatomía de una vida, con sus diferentes etapas"

'La Transfiguración del Mastodonte'.
'La Transfiguración del Mastodonte'. /Foto: LVC

Años después de presentar en el Gran Teatro El intérprete, aquella sorprendente propuesta entre el cabaret y la performance que arrasó allá por dónde fue, el actor Asier Etxeandía vuelve al mismo escenario mañana sábado con  La Transfiguración del Mastodonte, un inclasificable, único y diferente proyecto musical que comparte con  el músico Enrico Barbaro. Se trata, según sus creadores, de un “viaje emocional” en forma de concierto, “como la anatomía de una vida, con sus diferentes etapas, actos que conforman sus épicas y rotundas canciones”, “un viaje conceptual a través de la vivencia de un ser humano”… Y, en definitiva, una propuesta que llega para revolucionar el panorama musical tal y como lo conocemos puesto que va más allá del estricto concierto. De hecho, interesa al público de teatro,atraído por las dotes  de “artista total” del intérprete vasco, una verdadera “bestia escénica”, como lo define el reconocido director Miguel del Arco.

'La Transfiguración del Mastodonte'.
‘La Transfiguración del Mastodonte’. /Foto: LVC

Asier Etxeandía (voz y dirección artística), Enrico Barbaro (bajos, sintetizadores, programaciones y dirección musical), Ivan Prada (guitarra eléctrica), Pino Rovereto (batería) y Domi Oliver (piano, percusión, batería electrónica, saxo y guitarra acústica) componen una banda que pone en pie un espectáculo dirigido  exclusivamente al corazón del espectador, que ofrece energía en estado puro para sacudir al público con música y placer. 

La Transfiguración del Mastodonte habla de cómo el hombre se hace a sí mismo y de la búsqueda para conseguirlo. Muestra este recorrido a través de una potente experiencia sonora y visual que persigue un cambio vital hacia una colectiva redención. El resultado es una celebración de la vida, una fiesta donde los estilos musicales, desde la electrónica, el rock, el barroco, lo íntimo, el funk, lo experimental lo clásico y la música dance se mezclan para crear la celebración definitiva.

La crítica ha acogido con fascinación el espectáculo creado por Etxeandía y Barbaro, a los que califica de “animales musicales”. La Transfiguración...”desborda euforia”, “captura, envuelve e hipnotiza”, “es una obra artística en el amplio sentido de su significado”, “fuera de cualquier convencionalismo”, son algunos de los comentarios que los expertos han dedicado al proyecto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here