Un simulacro confirma la seguridad de la Mezquita-Catedral ante un incendio


El Cabildo destaca la aplicación de los protocolos preestablecidos para situaciones de emergencia, obteniéndose en dicha prueba, unos resultados altamente satisfactorios

Simulacro de incendio en la Mezquita-Catedral. /Foto: LVC

En la mañana de hoy se ha llevado a cabo un simulacro en la Mezquita-Catedral consistente en la simulación de un fuego en las cubiertas del edificio y la consecuente evacuación de los visitantes del monumento y salvaguarda de los bienes muebles ubicados en sacristía y archivo. Hay que hacer constar que una de las novedades testadas han sido los avisos de megafonía, en español e inglés, que tanto en el interior como en el Patio de los Naranjos se han empleado para desalojar e informar a los turistas.

La actividad se planificó en colaboración con el Servicio Local de Protección Civil, el Servicio de Extinción de Incendios y salvamento, Policías Nacional y Local, Cruz Roja, EPES 061 y Emergencias 112 Andalucía que ha actuado, como es habitual, como centro de coordinación. Su objetivo no ha sido otro que el de poner a prueba el correcto funcionamiento de los sistemas de seguridad del edificio y la adecuada aplicación de los protocolos preestablecidos para situaciones de emergencia, obteniéndose en dicha prueba, unos resultados altamente satisfactorios.

Cabe recordar que el Plan de Autoprotección es el documento que establece el marco orgánico y funcional previsto para un centro, establecimiento, espacio, instalación o dependencia, con el objeto de prevenir y controlar los riesgos sobre las personas y los bienes y dar respuesta adecuada a las posibles situaciones de emergencia en la zona bajo responsabilidad del titular de la actividad, garantizando la integración de estas actuaciones con el sistema público de protección civil.

El Cabildo Catedral quiere aprovechar la ocasión para agradecer a todas las instituciones, servicios públicos y trabajadores de la propia institución implicados en el simulacro, el esfuerzo y la profesionalidad empleados.    

1 Comentario

  1. Con un nivel de alerta terrorista alto, es cuando menos de dudosa utilidad hacer reportajes de simulacros llenando espacios de humo, de vehículos con rotativos y sirenas y en definitiva estimulando los procesos de ideación de terroristas dormidos. En estos tiempos es más eficaz la discreción y el buen hacer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here