Los sentimientos de un joven Ginés Liébana reviven en ‘La Merde’


Raúl Alonso destaca que "es una miscelánea que lo convierte en un documento manuscrito y testimonio de la amistad y la unión con el grupo Cántico"

Portada de 'La Merde', de Ginés Liébana.
Portada de 'La Merde', de Ginés Liébana. /Foto: LVC

La Diputación de Córdoba y la editorial Cántico han sumado esfuerzos para editar juntas ‘La Merde’, una reproducción del llamado ‘libro negro’ de Ginés Liébana, un cuaderno de viaje que el artista cordobés escribió entre 1949 y 1950, cuando contaba con 28 años, y que sale a la luz gracias al escritor Raúl Alonso y el respaldo de la Delegación de Cultura de la institución provincial.

Portada de 'La Merde', de Ginés Liébana.
Portada de ‘La Merde’, de Ginés Liébana. /Foto: LVC

En la rueda de prensa de presentación, el escritor y editor Raúl Alonso, autor de ‘La Merde’, ha subrayado que “es una miscelánea que lo convierte en un documento manuscrito y testimonio de la amistad y la unión con el grupo Cántico”, resaltando que el libro “recoge la mejor época del grupo, cuando esos chavales con una sensibilidad extraordinaria sublimaron las represiones de la guerra con una amistad creativa que floreció con la ‘Revista Cántico'”.

El libro habla de esos años, cuando Ginés empezó a viajar por Europa y tomar apuntes y notas, estudios del color, aforismos, reflexiones sobre el arte, la belleza, sobre sí mismo y sus sentimientos amorosos, entre otros temas.

Todo esto “se ha recopilado en un libro lleno de dibujos, bocetos y anotaciones”, siendo una obra que “tiene gran valor por lo que dice, lo que testimonia y documenta”, ha dicho Alonso, quien ha resaltado de Liébana que “es un personaje fascinante en su individualidad, pero para nosotros en Córdoba tiene especial significación porque fue uno de los ‘puntales vitalistas del Grupo Cántico’, como diría Pablo García Baena”.

Por su parte, la responsable del área, Salud Navajas, ha explicado que “más que un libro es una historia, un diario donde recoge sus experiencias durante un año de su vida, su visión, sus sentimientos sobre lo que está viviendo con 28 años, cuando destacaba por sus ganas de comerse el mundo”.

“Gracias a Raúl y la Diputación hemos podido ver este cuaderno diario donde guarda sus poemas y dibujos, un libro que ha costado mucho trabajo editar porque es un manuscrito de Ginés y su traducción con sus tachones, borrones y su letra ha costado trabajo, pero es una maravilla”, ha señalado.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here