La Junta autoriza la rehabilitación del palacio ducal de Fernán Núñez


El presupuesto de la obra asciende a 133.882,54 euros y prevé actuaciones en la escalera, bóvedas y cubiertas

Palacio ducal de Fernán Núñez.
Palacio ducal de Fernán Núñez. /Foto. LVC

La Comisión Provincial de Patrimonio Histórico ha dado luz verde por unanimidad a una nueva rehabilitación del Palacio Ducal de Fernán Núñez, según ha informado la delegada de Fomento, Infraestructuras, Ordenación del Territorio, Cultura y Patrimonio Histórico, Cristina Casanueva. Este Palacio fue protegido como Conjunto Histórico en 1983 y posteriormente declarado Bien de Interés Cultural e inscrito en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz por la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía, de 2007.

Palacio ducal de Fernán Núñez.
Palacio ducal de Fernán Núñez. /Foto. LVC

   Siguiendo la línea de intervenciones parciales que viene realizando en los últimos años el Ayuntamiento de Fernán Núñez para la recuperación del Palacio Ducal, este proyecto plantea intervenciones en la bóveda tabicada de la sala del administrador, bóvedas de yesería de la sala del conde y escalera de la torre y cubiertas de las dos primeras crujías. El presupuesto de la obra asciende a 133.882,54 euros.

    Casanueva añade que la Comisión ha señalado que antes de la rehabilitación de pinturas murales de las bóvedas, se presentará una propuesta detallada suscrita por especialista en restauración, que deberá igualmente responsabilizarse de su ejecución. Al término de la intervención, se remitirá a la Delegación de Cultura un informe sobre el desarrollo de las obras y resultado final con fotografías en color.

    Este Palacio ha sido objeto de diversas intervenciones. Entre las más recientes, figuran la rehabilitación de la primera crujía y fachada noreste del Palacio Ducal, en 2014, la rehabilitación de la sala noreste, el proyecto de sala etnográfica en crujía noreste del Palacio Ducal de Fernán Núñez, la conclusión de la fachada noreste, y la reconstrucción de cubierta de la Capilla del Palacio Ducal, todo ello tramitado en 2015. De 2016 es el proyecto de rehabilitación del pabellón de cocinas y anteproyecto de adecuación funcional del Palacio.

    De 2017 es la puesta en valor y conclusión de paramentos interiores y bóveda de la Capilla del Palacio, el estudio histórico y apuntes arqueológicos del Palacio, el  proyecto de rehabilitación del patio de la Capilla y otro para una actividad arqueológica preventiva, control de movimiento de tierra y análisis paramental de apoyo a la restauración.

    Finalmente, en 2018 se llevó a cabo el proyecto de rehabilitación de cubiertas y bóvedas de escalera palatina y sala cuadrada del Palacio Ducal.

ENTORNO
    El Palacio Ducal estaba formado por un conjunto de edificios alrededor de la plaza central. Estos edificios mantienen una similar configuración de fachadas, otorgando unidad al conjunto. El entorno próximo del Palacio, que también forma parte del Conjunto Histórico protegido, está formado por edificios de vivienda de dos y tres plantas de altura, en gran parte renovados, con cierta pérdida de la calidad ambiental.

HISTORIA
    El Palacio Ducal de Fernán Núñez tuvo su origen en una torre medieval fortificada, que todavía subsiste como torre sur del Palacio, donada en el momento de la reconquista a Don Fernán Núñez de Témez. En su estado actual responde sobre todo a las obras acometidas en el último tercio del siglo XVIII, tras el terremoto de Lisboa, por el VI Conde.

    El edificio principal, de planta rectangular, preside la plaza y abre su fachada trasera a un gran jardín. Tiene una planta compleja, organizada en diversas crujías alrededor de un núcleo central que alberga la escalera principal y un pequeño patio. Otro patio se abre hacia la calle Barroseco. El palacio se desarrolla en dos plantas, con un semisótano.

Dependencias objeto de intervención
    Bóveda de la sala del administrador: Se trata de una bóveda tabicada ejecutada con doble hoja de ladrillo macizo, que cubre una sala de 7,30 x 7,30 metros. El suelo de la sala se forma con un empalomado de ladrillo a panderete y tablero superior de ladrillo. Presenta decoración de pintura mural. Se encuentra actualmente apuntalada, por las fisuras y grietas que amenazan su estabilidad. Se proyecta su refuerzo por la cara superior, previo desmonte del empalomado de ladrillo, proyectando una capa de mortero de cal reforzado con fibra y malla de fibra de vidrio. Sobre la bóveda existente se ejecutará una membrana de hormigón armado de espesor variable, con zuncho perimetral de hormigón armado empotrado en los muros y diagonales en las esquinas. Relleno del trasdós con hormigón aligerado, reposición de la solería de ladrillo y rehabilitación de las pinturas.

    Bóveda de yesería de la sala del conde: Se trata de una bóveda encamonada, realizada con camones de madera, cañizo y yeso, decorada con pintura mural. Uno de sus cuadrantes está muy deteriorado por las filtraciones de la cubierta, por lo que debe rehacerse con métodos tradicionales. Se prevé un refuerzo general del trasdós con proyección de mortero de cal reforzado con fibra y malla de fibra de vidrio. Además, la bóveda se suspenderá de la nueva estructura metálica de cubierta, y se rehabilitarán las pinturas murales.

    Bóveda de la escalera de la torre: El espacio que alberga la escalera de caracol que se conserva de la primitiva fortaleza se cierra con una bóveda encamonada, muy deteriorada por las filtraciones de la cubierta. La estructura de camones de madera se conserva, restituyendo el cañizo y yeso con métodos tradicionales. La bóveda se suspenderá de la nueva estructura de cubierta.

    Cubierta de las dos primeras crujías: Presenta actualmente una estructura de rollizos de madera sobre zunchos de hormigón armado, rehecha en los años 80 del siglo pasado y en mal estado de conservación. Siguiendo el criterio de anteriores intervenciones, se renovará completamente la estructura de cubierta, manteniendo el trazado de la existente. Se desmonta el falso techo de rollizos y cañizo para ejecutar una estructura triangulada de vigas metálicas que rigidice los muros de carga. En posteriores intervenciones se repondrán los falsos techos con paneles de cartón yeso. La nueva estructura de cubierta se resuelve con vigas de acero sobre nuevos zunchos de hormigón armado empotrados en los muros. Tablero de rasillón cerámico, aislamiento térmico, capa de compresión con mallazo, mortero de impermeabilización y poblado de teja curva cerámica de recuperación. Sobre la sala del conde, el apoyo intermedio se resuelve con una viga de celosía metálica y se enfoscarán los muros interiores con mortero de cal. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here