José Barrios: “El flamenco te tiene que doler”


José Barrios./Foto: BJ flamenco
José Barrios./Foto: BJ
José Barrios./Foto: BJ
José Barrios./Foto: BJ

“El otro día daba una vuelta por los Patios y veía, en una esquina, una actuación de flamenco. Eso es maravilloso”. Positivo, alegre e ilusionado se muestra el bailaor cordobés José Barrios cuando habla de su ciudad, del flamenco y del inicio en la capital cordobesa de su nueva propuesta. ‘Clásico’, así se llama el espectáculo trae a la ciudad a Vivaldi, Machado y Astor Piazzolla, entre otros. Se trata de una adaptación de los grandes maestros de siempre a un Arte que, pese a su juventud (así lo define Barrios), se fusiona e impacta para transportar al público a otra dimensión. Y así se comprueba en la siguiente entrevista.

-¿Cómo se define José Barrios?

-Como un luchador, un trabajador, un ilusionado de la vida. Con 11 años me monté por primera vez en un escenario y me encantá bailar, es donde me siento libre, me siento yo. Pero me encanta crear, coreografiar, me ha venido casi en paralelo a lo de bailar. Llevo 18 años yendo a Japón a montar un espectáculo de flamenco. Ahora, cuando termine aquí, me voy a Chicago. Soy un enamorado de mi profesión.

-¿Cómo es Córdoba con el flamenco?

-A mí siempre se me ha tratado muy bien. Siempre se podrían hacer más cosas. El otro día daba una vuelta por los Patios y veía, en una esquina, una actuación de flamenco. Eso es maravilloso. Veías a los turistas disfrutando de esa maravilla de patios que tenemos y cómo se paraban ver y grabar la actuación. Córdoba tiene muy buenos artistas y cuanto más los fomentemos mejor, que el flamenco fluya en las calles.

-¿En qué consiste este nuevo espectáculo?

José Barrios./Foto: BJ

-El día 18 de mayo, en el Teatro Góngora, vamos a presentar Clásico. Aunque llevo más de 20 años en Madrid, presentar un espectáculo en Córdoba es una garantía. Presenté hace dos años Reditum, con el que nos ha ido muy bien y hemos querido que Córdoba sea, de nuevo, el punto de partida para este espectáculo, esta nueva aventura. Clásico es un espectáculo donde siete artistas flamencos vamos a hacer referencia a grandes autores, a expresiones artísticas que, a lo largo de los tiempos, han sido, son y seguirán siendo referencia para generaciones venideras. No solo hablamos de flamenco: vamos a tocar a Vivaldi, a Mozart, a Falla; vamos a hacer alusión a grandes artistas flamencos como la Niña de los Peines, Caracol; hacemos bailar a los grandes poetas, como son Lorca, Machado, Hernández; e incluso, nos atrevemos con el tango -es una música que me gusta mucho- y Astor Piazzolla tiene cabida en este espectáculo. Es una fiesta de la música, que tiene como hilo la memoria del público.

-¿Cómo se adapta el flamenco a esos estilos, en principio, tan diferentes?

-Se ha hecho una gran labor. Con mi guitarrista de cabecera, que Isaac Muñoz; mi percusionista, Luis Dorado; entre los tres -aunque luego han participado muchos más músicos- hemos hecho el trabajo. Ha sido un laboratorio, porque no ha sido fácil. Por ejemplo, la Marcha Turca de Mozart, que es un zapateado, se veía venir; pero luego, de repente, ha habido otras adaptaciones que nos han costado. Porque todos los temas van a ir por flamenco. Hemos disfrutado muchísimo, pero ha sido un trabajo elaborado y complicado.

-¿Quiénes conforman Clásico?

-Vengo acompañado de un elenco de artistas maravilloso. Dos cantaores, la cordobesa Sara Corea y el madrileño Paco del Pozo; el violinista Víctor Guadiana; el saxofonista Juan Diego Sáez; Isaac Muñoz y Luis Dorado. Por ser Córdoba y ser estreno absoluto hay varias colaboraciones que las dejo, para que el público que venga a vernos se sorprenda y lo disfrute.

-¿Hay bandoneón?

-No lo hay (risas), pero te puedo asegurar que Oblivion, que es el tema que hacemos de Piazzolla, a mí me emociona. Cuando estamos en los ensayos disfrutamos, nos emocionamos y ahí se ve más o menos lo que se va a ver en el espectáculo. Y, cuando lo interpretamos, nos emocionamos. Es un punto clave en el espectáculo, aunque todo son pequeñas joyas. Además, vengo acompañado por Carlos Fajardo, que es un diseñador de luces fantástico.

-Hablaba antes de lugares con Chicago y Japón ¿Cómo se recibe el flamenco fuera de España?

José Barrios./Foto: BJ

-Es curioso que, siendo un Arte tan joven, ha llegado a todos los públicos. En Reditum comenzaba leyendo unos textos de Machado y la gente, sin entenderlo, se emocionaba. El flamenco tiene un poder de conexión con el público internacional maravilloso. Me gustaría que vieras un teatro de Japón, lleno, y la gente de pie aplaudiendo. Cada vez te piden más cosas, como máster class, y la conexión es maravillosa.

-¿Hay duende fuera de Andalucía, de España?

-Es complicado. He visto a gente bailar muy, muy bien… pero el flamenco te tiene que doler, lo tienes que amar y, sobre todo, lo tienes que entender. Pero pasa aquí también. Para emocionar a la gente, primero te tiene que rajar el alma.

-¿Qué retos tiene por delante?

-Sigo trabajando para la compañía de María Pagés. Vamos a estar dentro de poco en Oviedo, luego me voy a Chicago. Estoy preparando el espectáculo 2019 de la temporada Parque España en Japón. Seguimos trabajando con Reditum.

-A quienes no se han decidido aún a ir el sábado a verles, qué les diría.

-Lo que me gustaría decirle a los cordobeses es que descubran con nosotros lo que va a ser Clásico, porque para nosotros es un experimento. Hay muchísima ilusión, hay muchísimo trabajo y queremos disfrutarlo con el público de Córdoba, con nuestra gente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here