Concha Velasco vuelve al Gran Teatro con ‘El Funeral’


La obra es una comedia escrita y dirigida por Manuel M. Velasco, guionista y director de cine, teatro y televisión, e hijo de la actriz

Concha Velasco en 'El Funeral'.
Concha Velasco en 'El Funeral'. /Foto: LVC

El Gran Teatro de Córdoba acogerá los días 1 y 2 de junio, a partir de las 20,30 horas, ‘El Funeral’, una comedia protagonizada por Concha Velasco -bajo la dirección de su hijo Manuel M. Velasco-, que estará acompañada por Jordi Rebellón, con Irene Gamell, Emmanuel Medina y Ana Mayo.

Concha Velasco en 'El Funeral'.
Concha Velasco en ‘El Funeral’. /Foto: LVC

Según ha indicado Pentación Espectáculos en una nota, esta comedia, también escrita por el hijo de Concha Velasco, es la primera colaboración de ambos sobre las tablas. Así, la actriz vallisoletana interpreta a Lucrecia Conti, una diva del cine, el teatro y la televisión recién fallecida.

En este velatorio, estará acompañada por Jordi Rebellón que da vida a Alberto Luján, su representante; y por dos nietas, Ainhoa y Mayte (Ana Mayo e Irene Gamell), así como por Miguel (Emmanuel Medina), un primo lejano cuyo parentesco real es desconocido.

Lo que parecía que iba a ser una conmovedora despedida de Concha Velasco llena de homenajes, se torna en una sorprendente comedia al aparecerse a los presentes Lucrecia, en forma de fantasma, que se resiste a pasar a mejor vida sin dejar resueltos algunos asuntos profesionales y personales.

Los asistentes al velatorio se verán envueltos en los acontecimientos de una función que, desde el primer momento, rompe la cuarta pared e invita al público a participar tanto en la triste despedida como en los divertidos enredos que Lucrecia y Luján, las sobrinas y el primo, tienen que resolver.

‘El Funeral’, producida por Jesús Cimarro, es una comedia escrita y dirigida por Manuel M. Velasco, guionista y director de cine, teatro y televisión, que cuenta con vestuario del diseñador vasco Ion Fiz, escenografía de Asier Sancho, iluminación de José Manuel Guerra y música de Juan Cánovas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here