‘La corte del califa’, de Eduardo Manzano, explica lo que significó el califato de Córdoba y su ocaso


La editorial Crítica publica un relato hasta ahora desconocido de la corte del Al-Hakam II durante la época de máximo esplendor del califato omeya

manzano
Detalle de la portada de 'La corte del califa'.
manzano
Detalle de la portada de ‘La corte del califa’.

El director del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Eduardo Manzano, presenta este viernes, a las 19,00 horas, en la sede de la Fundación Casajol en Córdoba y coincidiendo con la Feria del Libro, la obra ‘La corte del califa’, en la que explica lo que significó el califato de Córdoba y cuáles fueron las razones por las que acabó desapareciendo.

Según ha indicado la Fundación Cajasol en una nota, la editorial Crítica publica un relato hasta ahora desconocido de la corte del Al-Hakam II durante la época de máximo esplendor del califato omeya. Con ella, Manzano ayudará al lector a comprender el califato y desaparición. En el acto, con entrada libre hasta completar aforo, el autor estará acompañado por el sociólogo y profesor del CSIC Manuel Pérez Yruela.

Eduardo Manzano, “uno de los mejores historiadores españoles experto en la historia de Al-Andalus”, publica ‘La corte del califa’, una “fascinante historia” de los omeyas a partir del hallazgo de “un texto único”.

Durante la segunda mitad del siglo X, el califato de Córdoba se convirtió en la mayor potencia política y cultural de Occidente. Lugar de visita de embajadas y comerciantes llegados desde todos los confines del Mediterráneo, Al-Andalus conoció un gran esplendor. El cénit de esa supremacía se produjo en tiempos del califa Al-Hakam II (961-976), famoso por poseer una de las mayores bibliotecas de la época, por sus obras de ampliación de la mezquita de Córdoba, y por la suntuosidad de la ciudad palatina en la que vivió, Madinat Al-Zahra, situada a pocos kilómetros de la capital.

Este libro se basa en un texto extraordinario, que nunca había sido objeto de un estudio completo: los anales que un funcionario y cronista de la corte del califa escribió de forma casi diaria entre junio del 971 y julio del 975 y que permite ofrecer un gran fresco del califato omeya de la mano de un testigo presencial.

Así, es posible seguir los pasos del califa y su séquito a través del plano actual de Córdoba o de las ruinas, hoy visibles, de Madinat Al-Zahra’, y comprobar el funcionamiento de la administración califal o los graves problemas del ejército en las guerras que mantenía en el norte de Marruecos y en la frontera contra los cristianos en el valle del Duero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here