Homenaje a Antonio Machado en el 80 aniversario de su muerte


David Luque afirma que este acto "trata de acercarnos al poeta del diálogo consigo mismo y con su tiempo; al poeta de los sueños de la vigilia, como búsqueda y como conocimiento"

Antonio Machado.
Antonio Machado. /Foto: LVC

El programa ‘Caminos sobre la mar’, organizado por la Delegación de Cultura y Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Córdoba, homenajeará a Antonio Machado con motivo del 80 aniversario de su muerte en el exilio, a través de un recital poético que tendrá lugar en la Casa Góngora (C/Cabezas, 3) este viernes, día 22 de febrero, a las 20.00 horas, con entrada libre hasta completar el aforo.

Antonio Machado.
Antonio Machado. /Foto: LVC

Para el teniente de alcalde de Cultura y Patrimonio Histórico, David Luque, “este sencillo acto rememorativo, este recital poético, trata de acercarnos al poeta del diálogo consigo mismo y con su tiempo; al poeta de los sueños de la vigilia, como búsqueda y como conocimiento”.

Cabe recordar que el que el 22 de febrero de 1939, en Colliure, pueblecito francés a unos 30 km de la frontera española, muere en el exilio Antonio Machado, poeta, pensador, hombre. Autor de las Soledades, poeta de las Galerías del alma, de los Campos de Castilla, de las Nuevas canciones.

Justo 80 años después, con este recital a cargo de Bernardo Ríos y María Jesús Monedero, se pretende entablar una conversación (imposible) con el poeta; y que sea el propio poeta el que nos dé un (imposible) recital de algunos de sus versos, y de sus pasos por la vida. 

De igual modo se va a subrayar que ahora van a cumplirse cincuenta años de la aparición del disco que Joan Manuel Serrat le dedicó a Machado, y que, a muchos de aquella generación les sirvió para conocerlo y amar su poesía.

También, este tributo a Machado incidirá en la férrea relación que para el poeta tiene la filosofía con la poesía. Aunque, según el autor de Soledades, sería absurda una “lírica intelectual”, fue el creador de Juan de Mairena, su ‘yo filosófico’ que nació en época de mi juventud. Aquellas impresiones, que Machado iba resumiendo día a día, “constituían un breviario íntimo, no destinado en modo alguno a la publicidad, hasta que un día… un día saltaron desde mi despacho a las columnas de un periódico”.

En este sentido, David Luque ha señalado el modo en que sus sentencias, donaires apócrifos, apuntes y recuerdos de un profesor nos acercan a la sabiduría, la ironía cordial, el buen humor y la profundidad, muchas veces amarga, de sus pensamientos.

El homenaje que se tributará en la Casa Góngora, este viernes, a las 20.00 horas, mostrará el perfil de Antonio Machado como hombre que nace en Sevilla, en 1875, se educa en la Institución Libre de Enseñanza, es profesor de instituto, viaja de Sevilla a Madrid, a Soria, a Baeza, a Segovia; es firme defensor de las ideas republicanas (alza la primera bandera tricolor en el Ayuntamiento de Segovia), y que, durante la Guerra Civil, pone su pluma al servicio de esas ideas, para defender una España igualitaria y laica. 

Que escribe sobre la heroicidad de los defensores de Madrid (¡Madrid, Madrid; qué bien tu nombre suena,/ rompeolas de todas las Españas!). Se enamora de Leonor Izquierdo, de Guiomar. Hombre, en definitiva, íntegro donde los haya; hombre para quien “la patria es algo que se hace constantemente y se conserva solo por la cultura y el trabajo. El pueblo que la descuida o abandona, la pierde, aunque sepa morir. Sabemos que no es patria el suelo que se pisa, sino el suelo que se labra; que no basta vivir sobre él, sino para él…”. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here