Y Córdoba se convirtió en la ciudad más hermosa del mundo


Córdoba
Patios, Casco Histórico, Mezquita-Catedral y Medina Azahara./LVC

El primer día de julio de 2018 quedará inscrito con letras de oro en la historia de Córdoba. El Conjunto Monumental Mezquita-Catedral, el casco histórico, los Patios y, al fin, Medina Azahara. La ciudad palatina obtenía la declaración de Patrimonio de la Humanidad por parte de la Unesco, cuyo Comité de Patrimonio así lo decidía en la asamblea celebrada en la ciudad de Manama, en Bahréin.
La distinción dejaba a Córdoba como la única ciudad del mundo con cuatro declaraciones de este tipo, produciéndose una oleada de júbilo en la ciudad.
Mezquita-Catedral
El 2 de noviembre de 1984 se cerraba la octava Sesión del Comité del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, que había comenzado el 30 de octubre en Argentina, como se recuerda en la web Arte en Córdoba. En dicha sesión, se acordó la inscripción de diversos monumentos en la lista de Patrimonio de la Humanidad, entre ellos La Alhambra y el Generalife, en Granada, la Catedral de Burgos, el Monasterio y Sitio de El Escorial, el Parque Güell, Palacio Güell y la Casa Milà, en Barcelona, y la Mezquita-Catedral de Córdoba. Fue la primera de las cuatro declaraciones con que cuenta la capital.
Casco Histórico
Una década más tarde, el 17 de diciembre de 1994, la 18 sesión del Comité de la Unesco acordaba la ampliación de la declaración de Patrimonio de la Humanidad al Centro Histórico de Córdoba. El reconocimiento traía consigo una de las zonas más amplias del mundo con esta catalogación.
Los Patios
La Fiesta de los Patios de Córdoba obtenía la declaración por parte de la Unesco, tras una reunión celebrada en París, en diciembre del año 2012. Mucho antes, en 1933, la fiesta se reglaba -o institucionalizaba- para articular un ritual que se remontaba al cuidado de las casas romanas de la ciudad fundada por Claudio Marcelo. Cuatro años más tarde y en la ciudad de Addis Abeba, el comité del organismo internacional agregaba a la lista de bienes Patrimonio Inmaterial a las Fallas. De tal modo que valoraba este acontecimiento anual como una expresión de “creatividad colectiva que salvaguarda las artes y oficios tradicionales”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here