Selu Nieto une lo esperpéntico y lo poético en 'La última boqueá'


La obra gira en torno a tres personajes empapados en alcohol que reflexionan sobre su  pasado y su presente a la vez que dialogan acerca de la existencia

Teatro a la Plancha presenta hoy sábado en la Sala Polifemo del Teatro Góngora (20:30 horas) La última boqueá, una “comedia de velatorio, de esas que utilizan la risa para poder soportar la tragedia que nos aplasta”, según definición de la propia compañía.  Selu Nieto es el autor de la obra y director del montaje, en el que también participa como intérprete junto con María Díaz y Pablo Gómez-Pando para encarnar a tres personajes que representan las tres actitudes con las que enfrentarse al mundo (valentía, pasotismo y resignación). El espectáculo se enmarca en el ciclo Off Topic.

‘La última boqueá’, con Selu Nieto. /Foto: LVC

La última boqueá, subtitulada Tragicomedia en tres fracasos, es una obra presidida por el desasosiego, el realismo expresionista, la caricatura, lo esperpéntico y la poética del lado oscuro de la vida. La obra gira en torno a tres personajes empapados en alcohol que reflexionan sobre su  pasado y su presente a la vez que dialogan acerca de la existencia mientras mezclan el humor con el luto.  Viven en una minúscula isla en la que se sienten seguros, o aparentan estarlo, sin parar de beber para no afrontar un futuro sombrío, una insatisfacción que pretenden nublar con la botella. Alrededor, el mar, una extensión inmensa que representa lo desconocido y el peligro, pero también las ilusiones.
La última boqueá se mantiene fiel a los objetivos que persigue desde su creación Teatro a la Plancha, una joven compañía sevillana que desde su nacimiento, en 2013, pretende, explican, “encontrar un lenguaje propio de comunicación escénica donde lo trágico, lo esperpéntico y lo poético como arma simbólica, confluyan hacia un solo objetivo: el alma del espectador”. Para ello recurren a puestas en escena arriesgadas, donde la comedia está sumergida en la tragedia y viceversa, con personajes que anhelan una oportunidad para poder alcanzar sus sueños. En la puesta en escena destacan la presencia de la luz como creadora de ambientes claroscuros, el poder de la música para revolver las entrañas de los espectadores o la capacidad de la imagen plástica para transportarlos a otros mundos, elementos todos ellos a los que la compañía da igual o más importancia que al actor.
El montaje ha tenido desde su estreno una excelente acogida, plasmada en destacados  premios: al Mejor Autor en los Premios Lorca del Teatro Andaluz 2018 y al Mejor Actor en los Premios Escenarios de Sevilla, además de ser candidata a Espectáculo Revelación en los XXI Premios Max de las Artes Escénicas (2017). 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here